El Frente de Todos espera información de las fallidas tarjetas para estatales de Río Negro

El bloque opositor recordó su rechazo cuando el oficialismo aprobó su instrumentación y que en septiembre pidió datos de Río Negro Compras SA, pero el gobierno no respondió. El legislador Barreno dijo que era una "empresa fantasma" mientras que el ex parlamentario Martínez recordó que en el recinto  anticipaba el fracaso de la iniciativa.  





El Frente de Todos recordó su rechazo legislativo cuando el oficialismo votó a favor de la tarjeta para los estatales y, consecuentemente, creó la empresa Río Negro Compra SA, que recientemente ingresó en liquidación, con un costo al Estado provincial de 57 millones.

“Quedó en nada y sólo provocó pérdidas económicas a la Provincia”, resaltó en un comunicado del FdT, en referencia a la anunciada creación de las tarjetas de compras. El entonces bloque del Frente para la Victoria se opuso porque esa “empresa iba a promover el endeudamiento y no beneficiaría a los estatales de la Provincia”, recordó el legislador Pablo Barreno.

Contó que en septiembre pasado se presentó un “pedido de informes” con solicitud de “datos del estado de situación de la empresa”, como también, las ejecuciones por “personal, mantenimiento, gastos corrientes, contrataciones y otros; los subsidios o aportes recibidos, infraestructura, bienes muebles e inmuebles, gestiones y resultados obtenidos, cantidad de tarjetas entregadas y de beneficiarios”, entre otras consultas.

“Ahora, cuatro meses después, se confirman nuestras sospechas con la desaparición de la firma del presupuesto 2022” y que las “autoridades del Ejecutivo que admiten que Río Negro Compras SA va camino a la liquidación”.

Barreno entendió “paradójico que una empresa fantasma, sin funciones, sin haber concretado nada, y a la cual se destinaron en tres años 57 millones de pesos, ahora deba enfrentar procesos de indemnización por despidos”.

El legislador Pablo Barreno pidió información de la empresa en septiembre, pero el gobierno no respondió.

El legislador insistirá con su pedido de informes ya que “es una empresa trucha creada para que una veintena de personas cobre sin trabajar y con alguna otra intención que estaba muy lejos de beneficiar a los trabajadores estatales”. Apuntó a “los caprichos y negocios del entonces ministro Agustín Domingo y el ex gobernador Alberto Weretilneck, los mismos que endeudaron a la Provincia con el Plan Castello y que generaron esta empresa inviable, que solamente ocasionó gastos a los rionegrinos, y que son quienes deberían hacerse cargo de estos costos injustificados”.

El ex legislador Martínez y el fracaso anticipado

El ex legislador Raúl Martínez, que fundamentó el voto negativo del FpV, afirmó que “no hubo que esperar demasiado para que quedara al descubierto una mentira más del gobierno de JSRN”.

Recordó que en el recinto había planteado que la iniciativa “estaba condenada al fracaso porque el rol del Estado no es competir contra las mutuales, muy por el contrario, debería ayudar y fomentar la actividad de estas entidades sin fines de lucro”. Afirmó que la ley del “gobierno de Weretilneck, que contó con la complicidad de algunos dirigentes gremiales y mutuales, tenía claras intenciones electoralistas”.
“Se olvidan estos improvisados que el mutualismo es un movimiento solidario creado, administrado, financiado y conducido por los propios trabajadores. Justamente, en estas entidades se sostiene la economía social y solidaria”, que se “denomina “El Tercer Sector”.

Concluyó el dirigente mutualista que “queda claro que los discursos de ocasión de los funcionarios y dirigentes van por una vereda y las decisiones que toman van por la de enfrente La cuestión no es menor, si el costo económico de estos “errores políticos” los paga el bolsillo de los propios rionegrinos”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El Frente de Todos espera información de las fallidas tarjetas para estatales de Río Negro