Sergio Massa en Neuquén: cena de mesa chica y arenga masiva para «dar vuelta la historia»

El candidato de Unión por la Patria encabezó un acto masivo junto a sindicatos y referentes políticos provinciales de varios partidos, incluido el MPN. Puso a la provincia como ejemplo de crecimiento y destacó los salarios de Vaca Muerta. Fuerte impronta de Rolando Figueroa en la organización.

Los sindicatos públicos y privados, y buena parte de la dirigencia política provincial de Neuquén, le ofrendaron ayer al candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, una “muestra infinita de compromiso”, como él mismo definió, en el masivo acto que se realizó en Plottier. Varias decenas de miles de personas se movilizaron durante la mañana hasta la chacra de Olivia, sobre la Ruta 22, para hacer una demostración de apoyo al ministro de Economía, quien compartió una agenda de dos días en la provincia.

“Quedan 20 días. Tienen la tarea de ayudarnos a dar vuelta la historia para que no den vuelta a la Argentina”, arengó Massa a la multitud que copó el predio, con los referentes de la Uocra de Juan Carlos Levi, Petroleros Privados de Marcelo Rucci y la ATE de Carlos Quintriqueo a la cabeza. También hubo presencia de docentes, de UPCN, Camioneros y de Comercio.

Los sindicatos habían convocado ayer a medidas de fuerza para posibilitar la movilización de todos los trabajadores al acto, lo que generó que queden guardias mínimas en la mayoría de los yacimientos y que un 30% de las escuelas no tuvieran clases, según admitió el propio Consejo Provincial de Educación.
Massa pidió disculpas porque la manifestación “le complicó la vida a muchos” pero dijo que había una necesidad de “salir a la calle”. Lo mismo planteó Quintriqueo, quien justificó que entendían que “la Patria está en peligro”.

El acto que se realizó ayer en Neuquén fue una ofrenda conjunta entre los gremios, el Movimiento Popular Neuquino y el sector político que conduce el gobernador electo Rolando Figueroa. Si bien no estuvo presente en el acto, fueron sus enviados quienes organizaron la agenda del candidato en la provincia y también quienes subieron ayer al escenario. Massa fue el único orador, pero lo secundaron, además de los secretarios generales de los sindicatos, la diputada nacional Tanya Bertoldi, los legisladores provinciales Lucas Castelli y Marita Villone, y el intendente Mariano Gaido, entre otros.

Fue un acto impactante, creo que no había participado en algo así anteriormente. Quien defienda el trabajo neuquino, las empresas locales y la industria, quien defienda esas ideas, yo lo voy a apoyar”.

Mariano Gaido, intendente de Neuquén capital.

Tras bambalinas estuvo a cargo de la logística Julieta Corroza, mano derecha del gobernador electo y futura ministra del gabinete. El candidato a diputado de Unión por la Patria, Pablo Todero, quien acompañará la boleta de Massa en las elecciones del 22 de octubre, participó del acto pero no tuvo ningún rol protagónico ni fue mencionado por el ministro.

Massa llegó al escenario a las 11:40, luego de encabezar dos reuniones: la primera con el intendente electo de Cutral Co, Ramón Rioseco, y la segunda con integrantes de comunidades mapuche.

El candidato inició su discurso pidiendo que los sindicatos bajaran las banderas con las que los gremios competían por presencia. “Que todo el país vea al pueblo trabajador neuquino, a los peronistas, a los de Comunidad, a los del MPN. Que vean como miles y miles de neuquinos salieron a decir presente”, planteó.

Massa se encargó de no dejar cabos sueltos en su discurso para ampliar y convencer, en particular a los sectores del MPN que aún no están del todo entusiasmados con respaldarlo (incluso algunos intendentes manifestaron su mala gana para asistir al acto). El candidato mencionó que desde ayer la ANSES transfiere recursos al Instituto de Seguridad Social del Neuquén (ISSN) para “cuidar la caja jubilatoria de la provincia” y reiteró que la provincia participará de la administración de las represas hidroeléctricas porque “es la dueña del agua”.

Massa hizo énfasis en el potencial de Vaca Muerta como “la segunda Pampa Húmeda de Argentina” y puso a la provincia como ejemplo de que “es posible el desarrollo con buenos salarios, con buenos convenios colectivos” frente “la idea de algunos candidatos de querer cortarles las vacaciones pagas, querer eliminar los convenios, de querer eliminar la indemnización”. “Acá están los mejores salarios de la Argentina en uno de los sectores donde más crecimos como país”, aseguró.

La concurrencia al acto fue masiva, aunque probablemente exagerada la cifra de 70.000 personas que mencionaron desde la organización. Massa la describió como “el acto más importante y concurrido desde la historia política de Neuquén desde la recuperación de la democracia”.

Petroleros, Uocra y ATE fueron los pilares sindicales del acto de Sergio Massa en Neuquén. Foto: Matías Subat.

A diferencia del que encabezó a la tarde en la localidad bonaerense de Ensenada, el de la capital no fue un acto partidario ni de tinte peronista, sino que buscó mostrar el crisol de partidos y sectores que replicaría en su eventual gobierno de “unidad nacional”. Afirmó, además, que Neuquén es un ejemplo de que “el diálogo permite crecimiento” porque logró sentar en la misma mesa al Estado, a los trabajadores y a los sectores empresarios.

“Los diálogos y acuerdos han permitido que Neuquén sea el motor más importante de crecimiento en este año de crisis” aseguró.

Massa habló por alrededor de media hora, se tomó fotos, recibió regalos del público y bailó el hit de Los Palmeras “Soy Sabalero”, el mismo que el cantante de la banda entonó hace días con el libertario Javier Milei.

Luego se retiró al aeropuerto Presidente Perón junto a su comitiva que integraron la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, la secretaria de Energía, Flavia Royón, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

Gaido, Bertoldi, Castelli, los referentes políticos que subieron al escenario. Foto: Matías Subat.

Sergio Massa en Neuquén: Asado y “mesa chica”, la cena íntima en la previa del acto


Fueron pocos los privilegiados que pudieron compartir la cena con el ministro candidato Sergio Massa el martes a la noche, al término de la agenda institucional que desplegó en su primer día de visita a Neuquén.

Según pudo saber Diario RÍO NEGRO, la invitación se cursó para un reducido número de dirigentes políticos entre los que no estaban las principales autoridades del PJ local. Fue en un restaurante ubicado en una chacra de Centenario.

La mesa chica la integraron, además de la comitiva que trajo Massa de Buenos Aires, el gobernador Omar Gutiérrez, el intendente Mariano Gaido, el candidato a diputado del MPN, Sandro Badilla, su compañero de boleta Nicolás Di Fonzo, el electo Rolando Figueroa y algunos de sus dirigentes de confianza como Julieta Corroza y el diputado Lucas Castelli.

Tampoco faltó la legisladora nacional Tanya Bertoldi, quien en ese contexto habrá sido la única representante neuquina del kirchnerismo. Fue una de las principales organizadoras de la agenda de Massa en la provincia y cumple un rol cada vez más importante en el armado político de Figueroa.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios