Weretilneck sobre la suspensión de los colectivos KoKo en Río Negro: «Vamos a efectuar las sanciones que correspondan»

El gobernador se refirió a la compleja situación del transporte interurbano en el Alto Valle, el cual se encuentra sin funcionamiento desde el viernes. Se trata de una crisis sin precedentes, luego de que la firma dejara a miles de usuarios varados y a los trabajadores en la incertidumbre.

Desde el viernes, la región del Alto Valle se encuentra sin servicios de colectivos interurbanos. La empresa KoKo decidió sorpresivamente suspender la prestación, lo que dejó a miles de usuarios varados y a los trabajadores de la firma en medio de un conflicto que sigue sin solución. 

En las últimas horas, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, se refirió al conflicto que afecta a la región más poblada de la provincia.

En diálogo con el sitio de noticias Inforo, Weretilneck aclaró que, hasta el momento, desde el Gobierno no se encuentran negociando directamente con la empresa Koko. La administración rionegrina considera que el conflicto principal se originó a raíz de una problemática nacional, como lo es la eliminación del Fondo Compensador del Interior. Esta medida fue dispuesta por el Gobierno de Javier Milei hace tres semanas.

«No, nosotros no, porque en realidad el conflicto más serio se da con la jurisdicción nacional, no con la jurisdicción local. Así que hoy nosotros no estamos haciendo nada», afirmó.

Sin embargo, Weretilneck aseguró que la Provincia tomará medidas dentro de su ámbito de competencia. «Sí, obviamente vamos a efectuar las sanciones que correspondan en lo que es el ámbito de nuestra línea, que son cuatro ómnibus nada más«, aseguró.

El mandatario provincial agregó que se esperan novedades en el plano nacional a raíz de la intervención de la Comisión Nacional de Transporte, encargada de mediar en el conflicto desatado en casi todo el país por el recorte a las subvenciones. «El resto de los ómnibus son ómnibus de jurisdicción nacional, así que estamos esperando que la Comisión Nacional de Transporte lleve alguna acción adelante«, añadió.


Sin colectivos de Koko en Río Negro: el conflicto de fondo


El transporte público es más que un simple medio de desplazamiento. Forma parte del pulso de la vida cotidiana, un hilo conductor que une a las personas con sus destinos, sus trabajos y sus familias. La suspensión abrupta de este servicio resulta insostenible para muchos, como un nudo en la garganta de una región que se siente víctima de la crisis.

La suspensión de los servicios afecta a toda la región, desde Chichinales hasta la zona rural de Regina, pasando por Godoy, Huergo, Mainqué, Roca, Allen, Fernández Oro y Cipolletti. Por consecuencia, no hay conexión posible con el transporte público de Neuquén.

«El transporte público se sostiene económicamente con subsidio o tarifa, no existe otra fuente de ingreso», afirmó Ángel Rubio, secretario general de UTA Río Negro, el pasado viernes cuando se destapó el conflicto.

En sintonía, Nicolás Herrera, contador y representante de Koko, se había sumado a esta visión al señalar: «Entre combustible y mano de obra, tenemos el 50% del costo ahí. Sumado a la suba general de precios, el transporte se está volviendo inviable».

El mantenimiento de la línea suspendida implicaba llevar el valor de la tarifa a más del triple de su valor, “lo cual era inviable para el usuario del transporte público”, explicó el Secretario de Transporte de la Provincia, Juan Ignacio Ciancaglini.

La raíz de la problemática que escaló en la suspensión del servicio, según representantes empresariales y gremiales del sector, radica directamente en la pérdida del Subsidio Nacional al Transporte, una decisión del gobierno de Milei que dejó a las empresas de todo el país en una situación económica compleja.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios