“Políticos, ¿especie en extinción?”

Es realmente increíble que una ciudad tan grande e importante como Neuquén carezca de ciudadanos interesados en participar en política, aun cuando nuestro futuro depende de ésta. Los políticos en general siguen siendo los mismos de hace 15 ó 20 años, con escasa renovación. Hay sobrados casos que así lo demuestran, a saber: • Los que permanecen en el mismo partido durante años, rotando en funciones sin tener idoneidad para ninguno de los cargos que desempeñan. • Los que cambian de partido como de camiseta. • Los que pasan de concejales a gobernadores, de taxistas a legisladores, de legisladores a concejales, o de candidatos a dueños del partido. • Los que siendo legisladores electos pretenden candidatearse para intendente sin haber asumido su anterior responsabilidad. • Los que habiendo alcanzado la gloria, aun cometiendo irregularidades, siguen insistiendo en formar parte de cuadros directivos. • Los que tejen alianzas con otros partidos y luego las dejan cuando ya no les convienen. • Los que habiendo sido tres veces intendente pierden en las elecciones para gobernador y se quieren presentar nuevamente como candidatos a intendente. • Los que sin terminar su mandato como concejales son electos para otro cargo y sin asumirlo se candidatean a otro de mayor importancia. ¡Gracias a Dios ya elegimos gobernador! Me pregunto seriamente si estos escasos dirigentes políticos querrán vivir de la política hasta el fin de sus días. Si al menos en todos esos años de “arduo trabajo” dejaran testimonio del resultado de su gestión para que los ciudadanos pudiéramos evaluar su desempeño, tendrían la oportunidad de demostrar que realmente son imprescindibles. De lo contrario, les estamos otorgando una beca por un reconocimiento que no merecen y sufrimos además las consecuencias de su magra labor. Escuchaba a un concejal del partido provincial vanagloriándose de que su fuerza es democrática. Sin embargo, no creo que su candidato a intendente haya estado de acuerdo en esta jugada que lo tiene de protagonista en tres frentes. Es más, creo que debe estar avergonzado de, siendo joven, ser estandarte de la vieja política. Obviamente, los culpables de esta situación somos los ciudadanos que no participamos como corresponde en la vida política de nuestra sociedad. Curiosamente se da el mismo caso en las instituciones de la vida civil, llámense cooperadoras de escuelas, clubes, consorcios, federaciones... que adolecen de la falta de participación de vecinos. Seguimos siendo apáticos, aun en situaciones que nos atañen directamente. Necesitamos nuevos vientos y romper esta espiral negativa que nos está llevando al desinterés generalizado. Participar, más que un derecho, ¡es un deber! Ricardo Dougall DNI 10.532.537 Neuquén

Ricardo Dougall DNI 10.532.537 Neuquén


Comentarios


“Políticos, ¿especie en extinción?”