“Por fin un buen gobierno”



La carta destacada

Comienza a amanecer en nuestro país, se vislumbran los efectos de las medidas económicas. Por ejemplo, con las nuevas tarifas sinceradas de los servicios públicos y la frutilla del postre que es el aumento de los combustibles, se ven los primeros resultados: se vende menos nafta y solucionan el tránsito en las rutas, el tema del estacionamiento y la polución ambiental.

Con el dinero que se recaudará pagarán al contado y por adelantado las obras públicas, lo que anulará el pernicioso ajuste por la inflación.

En seis meses habrán recaudado tanto dinero que el gobierno podrá otorgar sumas fijas a los trabajadores para nivelar las turbulencias producidas.

Se comenzará a pagar la deuda externa. No más créditos.

Como la economía tendrá todos los problemas solucionados, el ministerio se reestructurará y pasará a ser una oficina de temas económicos con el diez por ciento del personal actual. Para Platón, siempre soñando. Sí amigo Colón, es mi escencia.

Benito Salinger, DNI 4.836.427

Benito Salinger, DNI 4.836.427


Comentarios


“Por fin un buen gobierno”