Por la caída del petróleo, piden volver al barril criollo

La incidencia en toda la industria argentina dependerá de la duración del bajo precio. La cotización del barril de referencia tuvo la mayor caída en tres décadas.





El escenario de precios es aún incierto por su alta volatilidad.

El escenario de precios es aún incierto por su alta volatilidad.

En apenas un día, el precio del crudo Brent, de referencia para Argentina cayó cerca de un 24%, de 45,27 a 33,45 dólares, en lo que fue la peor baja en una jornada desde la Guerra del Golfo en 1991. El impacto en la industria petrolera Argentina, y en Vaca Muerta en particular, es aún incierto pero ya son muchos en el sector quienes advierten que será necesario reinstaurar un precio sostén al estilo del barril criollo.


Esta coyuntura internacional aún no es clara, pues en los últimos meses el mercado global mostró una fuerte volatilidad, con grandes saltos que variaron en cuestión de días. Esta nueva crisis, impulsada por la rebaja del precio que dispuso Arabia Saudita tras la negativa de Rusia de adicionar recortes en la producción, podría tener un efecto más extenso y complicar a la industria argentina que ya sufre por la macroeconomía.

La amenaza de un precio del barril por debajo de los 40 dólares no es sólo para Vaca Muerta sino para toda la industria petrolera que hoy tiene su línea de break even (el punto a partir del cual ganan dinero) entre los 45 y los 50 dólares.

Esa franja de precios es sobre la que actualmente se encuentra el petróleo nacional y es por esto que, anticipándose al traslado de esta depreciación que se verá en el país con los contratos del mes entrante, varias firmas y especialistas ya advirtieron que será necesario aplicar una suerte de precio sostén para evitar un potencial freno total en la industria petrolera argentina.

El escenario

De mantenerse estos precios bajos del Brent, y no aplicarse medidas internas, el precio del petróleo nacional podría caer por debajo de los márgenes de rentabilidad tanto del no convencional como del convencional.

Esto llevaría, sin dudas, a un freno en múltiples desarrollos que en poco tiempo se traduciría en una caída en la producción nacional de petróleo. Y esa menor producción de petróleo también derivaría en poco tiempo más en la necesidad de importar combustibles, pues hoy el país consume todo el crudo liviano que se produce.

El dato

US$ 50
es el costo que tienen la mayoría de los desarrollos del país. Por debajo de ese valor la actividad se frenaría.

Aquí es donde el escenario internacional choca con violencia con el nacional, pues el país necesitaría inyectar millones de dólares en la importación de combustibles, y es el fundamento de mayor peso para la aplicación de un precio sostén, o una suerte de nuevo barril criollo, que fije el precio dentro del país por sobre el precio internacional.

Desde las empresas que ya reclaman esa medida se planteó que con un valor interno por debajo de los 50 dólares la actividad se paralizará. Un freno que desde agosto del año pasado ya se ve en Vaca Muerta, a raíz precisamente del bajo precio que fijó en ese momento del DNU 566 y que hoy mantiene parcialmente el congelamiento del precio de los combustibles.

Los precios en los surtidores

El traslado automático del valor internacional -que en la práctica se realiza un mes después- llevaría a una baja en el precio de los surtidores, pero con los meses sería necesario importar combustibles.

Es por esto que desde la industria, hay quienes advierten que un precio sostén similar al que hoy está vigente, permitiría por un lado que la actividad petrolera no se frene aún más, no se registren miles de despidos y no sigan cayendo las regalías en las provincias petroleras.

En números

US$ 33,45
fue la cotización que hoy marcó el barril de Brent, alcanzando una caída de casi el 24% en sólo un día.

Pero a la vez, también permitiría que los combustibles sigan estando congelados de forma tal de no incidir en una mayor inflación de precios en el resto de la economía nacional.


Comentarios


Por la caída del petróleo, piden volver al barril criollo