Por la inflación, las panaderías de la región están en alerta

La crisis y los aumentos de insumos afectan la producción. Los cierres y las fábricas clandestinas son la consecuencia.



1
#

La producción de panificados amenaza con un boicot de impuestos nacionales. (Foto: FOTOS: FLORENCIA SALTO )

2
#

Uno de los locales que cerró sus puertas en la ciudad.

La Federación Argentina de Industria de Pan y Afines (Faipa) denunció el cierre de unas mil panaderías en todo el país y declaró el estado de alerta y emergencia nacional en espera de alguna respuesta del gobierno nacional.

De lo contrario sostienen que el sector deberá dejar de realizar pagos tributarios y de aportes, que habrá más cierres de negocios y despidos y que el precio del pan podría escalar a 100 pesos por kilo.

En la región la situación no dista mucho de la realidad nacional. Hay algunas panaderías que han cerrado sus puertas y muchas otras que se sostienen con mucho esfuerzo.

“Lamentablemente hoy tenemos que decir que algunas panaderías están sosteniendo el cierre porque están soportando este cimbronazo que hubo el año pasado, el tema de los aumentos de luz, gas, algunos insumos y productos como la harina y algunos aditivos que se usan en la fabricación”, aseguró en diálogo con “Río Negro” Luis Ángel Namuncurá, prosecretario de la Unión del Personal de Panadería y Afines de Río Negro y Neuquén (Upparnyn).

Y agregó: “estamos esperando el último informe pero obviamente que hay algunas panaderías que han cerrado porque en estos últimos años se han hecho muy costoso sostenerlas”.

Te puede interesar | La inflación de 2018 en Neuquén fue del 51,85%

A nivel nacional los productores de panificados se encuentran a la espera de la respuesta que el gobierno nacional les de a su petitorio y de lo contrario anticiparon que cesaran los pagos impositivos y que el precio del pan aumentaría drásticamente.

Respecto de las medidas de acción en la región, Namuncurá señaló que están analizando como afrontar la situación. “Por ahora lo estamos charlando para ver de que manera podemos afrontar y acompañar también la situación de los panaderos”, señaló el prosecretario.

Te puede interesar | La inflación en el país subió un 47,6% en 2018

Las panaderías clandestinas

Otro de los escollos con los que se choca la industria de panificados es la de los locales que trabajan “a puertas cerradas” y que carecen de habilitación.

A nivel nacional los números reflejan que un 40% de los productores trabajan clandestinamente.

“Hay panaderos que están trabajando con puertas cerradas y esto acarrea el cierre de alguien que tiene todo en regla. Tenemos que ser conscientes de que tenemos que trabajar en conjunto para que las panaderías que tengan todo en regla no tengan que cerrar sus puertas”, señaló el prosecretario del gremio de Río Negro y Neuquén.


Comentarios


Por la inflación, las panaderías de la región están en alerta