¿Por qué Arriaga no fue candidato?



En los últimos días Julio Arriaga sonó fuerte como candidato a intendente de Cipolletti, e incluso analizó con firmeza relegar actividades particulares para luchar por el sillón municipal, pero ayer por la tarde se bajó.


Habló por teléfono con el gobernador Alberto Weretilneck, le mostró su agradecimiento por haberlo tenido en cuenta más allá de que estaba alejado de la política, y le dijo que prefería no participar de esta elección.


Tras ser tentado por el propio Weretilneck, el ex intendente había llegado el fin de semana al país y tenía previsto estar hoy por la mañana en Viedma para terminar de definir su futuro. Incluso ya estaba pensando en posibles integrantes del gabinete y de la lista para concejales.


Pero algunos reparos en el seno familiar, sumado a la pérdida de “la tranquilidad” de su presente (repartido entre Cipolletti y viajes a España), hicieron que finalmente se bajara de la candidatura.


“Estoy muy agradecido al gobernador Weretilneck, pero no es mi momento. Lo pensé hasta último momento, y si bien dije que no, este ofrecimiento fue como un mimo al alma. Después de estar alejado de la política, que se acuerden de uno y de su gestión, fue algo muy positivo”, comentó Arriaga, quien fue intendente de Cipolletti en los períodos 1995-1999 y 1999-2003. Lo sucedió en el cargo precisamente, el actual gobernador rionegrino.


Comentarios


¿Por qué Arriaga no fue candidato?