Preocupa en Bariloche la falta de camas para atender el ´pico´

Llegaron a la provincia 3.860 tratamientos antivirales





VIEDMA, SAN CARLOS DE BARILOCHE (AV, AB).- La directora del Hospital, Susana Rodríguez, informó al Comité de Emergencia que la pandemia de influenza A H1N1 alcanzará su pico máximo en esta ciudad en agosto y transmitió su preocupación por la falta de camas y equipamiento para atender el eventual crecimiento de la demanda.

Por otra parte desde el ministerio de Salud de Río Negro se informó que este fin de semana fueron recibidos 3.860 tratamientos de Oseltamivir enviados desde Nación. Además fueron entregados a la red de hospitales públicos 420 tratamientos pediátricos fraccionados por la Productora Zonal de Medicamentos (Prozome).

Hasta el mediodía de ayer la cartera sanitaria provincial había sido notificada oficialmente de 42 casos de contagio con el virus de Influenza A (H1N1) en Río Negro, aunque los sospechosos son numerosos en varias localidades.

Sin nuevas notificaciones del ANLIS-Malbrán, las muestras negativas se mantienen en 12. Se agregó que a partir de la nueva definición de caso sospechoso emitida por el Ministerio de Salud de la Nación la última semana son medicadas todas las personas que presenten enfermedad respiratoria aguda febril -38° o más y tos acompañada por mialgia, postración o dolor de garganta- en un espectro que va de enfermedad tipo influenza a neumonía.

En ese marco, sólo se envían muestras al laboratorio nacional ANLIS-Malbrán de aquellos pacientes que se encuentran internados.

En Bariloche, en la reunión realizada ayer se abordó el tema desde el aspecto sanitario, que volvió a poner en evidencia la fragilidad del sistema de salud público y privado de la ciudad, siempre al borde del colapso. Pero no se analizaron las posibles consecuencias que tendría esa proyección en el desarrollo de la actividad turística, que registra una de las caídas más significativas desde la recesión de 2001 y 2002.

El empresariado y las autoridades del sector esperaban un repunte de la temporada invernal -jaqueada por la falta de nieve y la pandemia- que podrían esfumarse si la incidencia de la gripe A se acentúa en las próximas semanas, tal como prevé el equipo médico del «Ramón Carrillo».

Rodríguez explicó a «Río Negro» que el pico de la enfermedad fue proyectado haciendo un cálculo comparativo con la evolución que tuvo la pandemia en Buenos Aires. «Lo de agosto viene de un cálculo aproximado de cuánto demoró desde que se declaró la epidemia en Buenos Aires a estar en su máxima expresión, ellos recién ahora estarían en el pico y empezarían a mermar; como nosotros empezamos (a registrar casos) a principios de junio y recién el mes próximo estaríamos en ese plazo» detalló.

La médica se mostró preocupada por la exigüidad de camas y equipamiento para hacer frente a esas proyecciones al tiempo que destacó el compromiso asumido por la provincia de proveer más respiradores para «ventilar a los pacientes».

En relación con la disponibilidad de camas Rodríguez estimó que «el jueves vamos a tener la plenitud de las camas nuevas en funcionamiento», en alusión a las 12 plazas incorporadas en el marco de las obras de remodelación del nosocomio.

«Hasta el momento dimos abasto, pero hubo días que tuvimos 14 personas internadas más el resto, estamos ahí, si aumentan mucho no se cómo vamos a hacer» señaló.

En tanto, en Viedma, en los últimos días se advierte que no aumentó la demanda de atención en los hospitales, por lo menos, en comparación con semanas anteriores. No obstante en el Zatti se mantendrá la misma conducta de los consultorios externos exclusivos. El nivel de internación en este nosocomio tampoco varió respecto de las dos semanas pasadas.

De todas maneras es importante la cantidad de muestras que se siguen enviando al Instituto Malbrán de Buenos Aires. Según se supo ayer salieron 15 desde Viedma que incluyen al sector público y privado de la zona atlántica.


Comentarios


Preocupa en Bariloche la falta de camas para atender el ´pico´