Previenen en Zapala por ola de secuestros virtuales

La modalidad delictiva llegó bien aceitada a la ciudad, donde una mujer entregó 12.000 pesos a los falsos captores. La Justicia investiga una seguidilla de hechos registrados durante el fin de semana y busca el origen de las llamadas.

#

ZAPALA (AZ).- El teléfono suena a la madrugada y despierta abruptamente a la víctima. Del otro lado de la línea se escuchan órdenes precisas y un reclamo puntual: “Tenemos a tu hija, sino entregás la plata no la ves más”, amenaza. De fondo aparece una voz, entre llantos, que dice: “Mamá, hacé lo que te dicen, por favor”. La escena parece salida de una película de terror pero se convirtió en realidad para varios vecinos de esta ciudad. Los secuestros virtuales, esa modalidad delictiva que golpea con fuerza en las grandes urbes, llegó a Zapala. En las últimas jornadas se registraron varios llamados extorsivos con un denominador común: apuntan a adultos mayores y lo hacen bien tarde por la noche o de madrugada. El caso más resonante fue el de una mujer que dejó 12.000 pesos en la esquina de su casa luego de que le comunicaran que tenían secuestrado a un familiar directo. La justicia puso en marcha una investigación para encontrar a los responsables y solicitó a la gente que tome las precauciones del caso. “Tuvimos varios hechos similares el fin de semana. Estamos investigando el origen de las llamadas y no descartamos ninguna hipótesis. En algunos casos directamente le dicen a la gente que tienen a un familiar secuestrado y en otros avisan de un supuesto accidente para conseguir datos y al final terminan pidiendo el dinero”, explicó el fiscal Marcelo Jofré, quien investiga la sucesión de casos. Está claro que los delincuentes llevaron una tarea de inteligencia que les permitió contar con información clave. Es así que lograron sorprender a un mujer a quien le exigieron dinero para liberar a un familiar. Finalmente, la víctima terminó dejando una bolsa con 12.000 pesos a pocos metros de su casa, que fue retirada por uno o más cómplices de la maniobra. “La gente tiene que estar tranquila y no caer en esta modalidad delictiva que utiliza el factor sorpresa para amenazar y obtener réditos económicos”, afirmó el fiscal. En otro hecho, a una mujer le exigieron una fuerte suma con el argumento de que tenían secuestrada a la hija. El engaño terminó cuando esta persona vio que la joven dormía tranquilamente en su habitación. Ante estos casos recomiendan no perder la calma y tratar de comunicarse con el familiar supuestamente secuestrado utilizando otro teléfono. Es importante no brindar información adicional al delincuente y tener en cuenta que, en caso de accidentes, la policía notifica personalmente a los familiares y no a través de una llamada telefónica.

“Tenemos a tu hija, si no entregás la plata no la ves más”, le dijo un desconocido por teléfono a una vecina.


Comentarios


Previenen en Zapala por ola de secuestros virtuales