Procuración designa sin pausa, ¿hay presupuesto?

Baquero Lazcano quiere aumentar un 25% la planta de adjuntos. Tensión con el STJ.



#

Marcelo Ochoa

La Procuración General de Río Negro llamó a concurso para la designación de unos 69 adjuntos más, totalizando 117 funcionarios que se incorporarán a la tarea de fiscales o defensores. Este número equivale a un 25% de la planta total del Ministerio Público.

En sus argumentos, la procuradora General, Silvia Baquero Lazcano, explicó que esos nombramientos serán para el “fortalecimiento” de los organismos, dándole “apoyo técnico y funcional” a los fiscales y defensores. Esta estructura también corresponde a la implementación de la reforma procesal penal, que se iniciara en marzo del 2017.

La aceleración impuesta por la Procuración a estos ingresos generó cierta tensión con el Superior Tribunal de Justicia, como administrador del Poder. En mayo, Baquero formalizó el nombramiento de 16 adjuntos –según la resolución Nº151– pero todavía no se concretaron por los reparos del máximo tribunal. Fuentes judiciales consignan que las asunciones se concretarían en septiembre.

El STJ tiene razones para preocuparse por la importante evolución de su partida salarial. En junio ese Poder registró un crecimiento interanual de esa partida superior al 54%. Este semestre tuvo erogaciones por 474 millones frente a los 307 millones de igual período del año pasado.

En el 2014, los ministerios públicos registraban 454 estatales, entre agentes y funcionarios. En este año, la procuradora concretó 32 nombramientos de adjuntos –18 para defensores y 14 para fiscales– mientras espera las asunciones de los otros 16 funcionarios (4 en las Defensorías y 12 en las Fiscalías). Sumarían 48 incorporaciones.

Después, en la resolución Nº 298, la Procuradora convocó a concurso para nombrar a 58 adjuntos de defensa y 11 de fiscales. Totalizan 69 cargos. Esa cantidad no coincide con las cargos previstos en fundamentos y en el anexo de la norma, que distribuyen las coberturas de los próximos adjuntos. El reparto del Anexo totaliza 71 designaciones: 58 adjuntos en Defensoría y 13 en Fiscales.

Más allá del número de la parte resolutiva, la cifra es aun más confusa con los fundamentos, pues la Procuración aclara que se preveían 118 adjuntos para el 2015, explicando que “32 se encuentran en funciones” y “se designaron otros 16”. “Quedan 71 cargos vacantes, 13 que corresponden al ministerio Público Fiscal y 57 a la Defensa” (sic).

Al margen de esos errores, la inscripción para el concurso vence el 15 de octubre y esos nombramientos se circunscriben en el artículo 49 de la Ley 4.199, que prevé a los “adjuntos como parte de los organismos auxiliares del Ministerio Público, definiendo requisitos, forma de designación y responsabilidades”. La procuradora resalta que la inclusión de “adjuntos permitirá fortalecer los organismos” de las Fiscalías y de la Defensa, en “respuesta concordante a la creciente complejidad social”.

Los fiscales adjuntos -según la ley 4199- “actúan bajo la supervisión de los titulares” de los organismos a los que son asignados” y se establece como requisitos para su nombramiento que sean “abogados con dos años de antigüedad como tal o diez años como empleado judicial y 25 años de edad como mínimo”. (AV)

La partida

de sueldos judiciales creció un 54% en un año.

Río Negro


Comentarios


Procuración designa sin pausa, ¿hay presupuesto?