Prohíben que bebés de Tokio ingieran agua por alta radiación

El líquido de red presenta valores no aptos para el consumo de infantes.



#

AP

Habitantes de la capital japonesa vaciaron las estanterías de agua de los supermercados

TOKIO.- La radiación que emana de la dañada planta nuclear japonesa de Fukushima ha provocado que el agua que sale de las llaves en Tokio exceda el límite de radiactividad considerado segura para los niños, informaron ayer las autoridades, elevando la preocupación por la seguridad de los alimentos en Japón.

Los residentes vaciaron las estanterías de agua embotellada después de que el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, dijo que los niveles de yodo radioactivo en el agua potable duplicó el límite considerado seguro para niños.

Los funcionarios le pidieron a los habitantes de la ciudad comprar sólo lo que necesiten, pues acaparar puede afectar a los cientos de personas sin ningún tipo de agua en la áreas devastadas por el sismo y posterior maremoto del 11 de marzo.

“Nunca he visto algo así’’, dijo el oficinista Toru Kikutaka mientras exploraba un supermercado del centro de Tokio donde todas las existencias de agua embotellada se agotaron casi inmediatamente después de que se conoció la noticia, a pesar del límite de dos botellas de dos litros por persona. La oficina del agua dijo a los periodistas que una planta de tratamiento del agua potable en el centro de Tokio, que suministra servicio a gran parte de la ciudad detectó que el líquido contiene 210 becquereles de iodo-131 por cada litro. Una medición posterior en otro lugar arrojó 190 becquereles por litro.

Los niños son especialmente vulnerables al yodo radioactivo, que según los expertos puede causar cáncer de tiroides. El límite recomendado para adultos es de 300 becquereles, y el de infantes no debe ser mayor de 100 becquereles por litro.

El perturbador nuevo hecho en la ciudad japonesa más poblada, donde viven unos 13 millones de personas, se sumó a los crecientes temores sobre la seguridad alimentaria del país. La radiación de la planta de Fukushima ha pasado a la leche sin pasteurizar, el agua de mar y 11 tipos de vegetales en las áreas cercanas a la instalación nuclear, incluidos el brócoli y la coliflor. La Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) informó el martes que suspendía las importaciones de productos lácteos y aquellos producidos en la región de Fukushima. Hong Kong fue más allá, y requirió que Japón realice inspecciones de seguridad en carne, huevos y mariscos antes de aceptar esos productos. (AP)


Comentarios


Prohíben que bebés de Tokio ingieran agua por alta radiación