Prohibición obsoleta



Neuquén

El 11 de agosto, día de las elecciones PASO, fui a hacer compras a un súper y entre ellas puse en el carrito una botella de tinto. Al llegar a la caja el empleado me dijo que no podía llevar el vino, pues estaba prohibida su venta en razón del acto comicial.

Recién en ese momento me acordé de que aún está en vigencia esa antigualla de disposición y, por supuesto, dejé la botella. Parece mentira que esta, como otras leyes antiquísimas, que fueron creadas para épocas remotas, cuando las costumbres y los modos de vivir eran muy distintos, se mantengan todavía y se hagan cumplir.

En efecto, esta obsoleta prohibición fue pensada y sancionada para tiempos en que el día de elecciones, en las que se medían radicales y conservadores, era “peligroso”, y especialmente los chicos teníamos que permanecer en casa porque los partidarios y correligionarios de los partidos en pugna se juntaban en los comités donde comían asado y empanadas con abundantes libaciones de vino y luego salían a la calle a pelear, molestar, festejar o protestar, según el resultado de las votaciones.

Pero esto ya pasó, pertenece a las primeras décadas del siglo XX. Con el advenimiento del peronismo en los 40 estas situaciones desaparecieron completamente. De manera que me parece prudente y acorde con los tiempos que corren dejar sin efecto esta prohibición arcaica y sin sentido actual.

Joaquín Bertrán

DNI 5.433.822


Comentarios


Prohibición obsoleta