“¿Qué es el Coro Universitario del Comahue?”

El Coro Universitario del Comahue es uno de los elencos estables de la UNC, con treinta y un años de trayectoria en la escena cultural de Río Negro y Neuquén. Fue fundado en 1980 por resolución del Rectorado, depende de la Secretaría de Extensión de la Universidad y está, por tanto, sujeto a las políticas de la gestión de turno; esto es, sin intervención de los demás estamentos del cogobierno universitario. Inició su actividad bajo la dirección del maestro Jorge Fontenla hasta fines de 1984. En ese momento asumió la dirección el maestro Daniel Constanza, quien marcó el rumbo durante 23 años. Desde el 2007 la conducción del coro quedó en manos del maestro Javier Arbonés. El coro ha interpretado obras sinfónicas con orquestas formadas ad hoc de compositores como Vivaldi, Bach, Carl Orff y otros. Ha sido un difusor de la música coral contemporánea y reconocido como una de las mejores agrupaciones corales de la Argentina. El coro cuenta con un número variable de entre treinta y cuarenta coreutas vocacionales, tres cargos docentes y una “casa” para ensayo y eventuales presentaciones. La universidad se hace cargo de los sueldos del director, la preparadora vocal y el asistente de dirección mediante contratos de locación de servicios por períodos determinados. Desde la partida de Constanza no se ha designado asistente de dirección. 1. Segundo cuatrimestre del 2011: el coro sinfónico En agosto del 2011 la Secretaría de Extensión de la UNC, entonces a cargo de Juan José Pilotto, lanzó públicamente una convocatoria de cantantes para formar una nueva agrupación coral destinada exclusivamente a preparar un repertorio sinfónico coral en conjunto con la Orquesta de la Fundación del Banco Provincia de Neuquén con la dirección a cargo de Andrés Tolcachir. Esta acción, que supuso la creación de un coro que funcionaría en paralelo al Coro Universitario del Comahue, no había sido avalada por la gestión de la UNC y por eso Pilotto fue reemplazado por Víctor Retacco. La nueva gestión de Extensión no canceló la convocatoria sino que propuso presentarla como proyecto a término en el marco de las actividades del coro. También propuso que ambas agrupaciones se presentaran conjuntamente y se comprometió a brindar un apoyo institucional que el coro nunca había tenido. Hacia finales del 2011, sin embargo, el proyecto del coro sinfónico se presentó a sí mismo como Coro Universitario del Comahue y a Tolcachir como su director. La gestión de la universidad no rectificó la situación sino que la avaló de facto. Tampoco cumplió el compromiso de apoyar a la agrupación. Los integrantes del Coro Universitario del Comahue nos vimos profundamente afectados por el descaro institucional con que las autoridades desconocieron nuestra participación en el proyecto de ese año, nuestro trabajo y los treinta y un años de trayectoria de la agrupación. A pesar de esto, intentamos recuperar el grupo y llevamos adelante nuestras presentaciones del Sacred Concert de Duke Ellington en conjunto con la Neuquén Jazz Band (nuestro proyecto del año). 2. Regularizar y precarizar Por otra parte, la gestión había manifestado la intención de regularizar por concurso los cargos docentes de director, preparador vocal y asistente de dirección que históricamente se dieron mediante contratos a término. Carolina Marzari, encargada del área de Cultura de la Secretaría de Extensión, afirmó que contaría con la participación del coro para este proceso de búsqueda y formulación de las bases para la convocatoria, así como para la selección de los integrantes del jurado. La convocatoria para la selección de aspirantes fue publicada por resolución del Rectorado Nº 1111 del 23/12/11 sin que quienes integramos el coro tuviéramos idea de cómo había formulado ese proyecto que se sustanciará este mes. La participación del coro en el concurso está reducida a que designemos un integrante para la “comisión de selección”. Contrariamente a lo esperado, tal resolución sólo convoca a aspirantes para el cargo de director, quien –al decir de Marzari– tendrá la potestad de elegir a su equipo de trabajo (asistente y preparador vocal). Además, si bien la remuneración del director será la equivalente a la de un profesor titular exclusivo (PTR-1), la categoría más alta para docentes de la UNC, el contrato seguirá teniendo la forma de locación de servicios. Si bien los comentarios anteriores no dejan de estar conscientemente posicionados, la intención con la que se expresan responde a la necesidad de, por un lado, denunciar las prácticas de una gestión cultural que ha faltado el respeto a un numeroso grupo de personas que hemos trabajado de manera vocacional en la construcción de un espacio de participación y expresión cultural en la comunidad universitaria y, por otro, dejar asentado nuestro desacuerdo con tales prácticas de una manera explícita y brindando los medios para que quien lo lea pueda también sacar conclusiones al respecto. Pablo Maximiliano Pellejero, integrante del Coro Universitario del Comahue DNI 32.334.080 Neuquén

Pablo Maximiliano Pellejero, integrante del Coro Universitario del Comahue DNI 32.334.080 Neuquén


Comentarios


“¿Qué es el Coro Universitario del Comahue?”