Qué es la ELA, la enfermedad que afecta al senador Esteban Bullrich

El representante del PRO en la provincia de Buenos Aires comunicó hoy su diagnóstico, que compromete de manera completa el sistema motor voluntario.

Inicialmente, Bullrich había comentado que padecía problemas por stress. Sin embargo, pudo confirmar el diagnóstico meses después.-

Inicialmente, Bullrich había comentado que padecía problemas por stress. Sin embargo, pudo confirmar el diagnóstico meses después.-

Este miércoles, el senador por la provincia de Buenos Aires Esteban Bullrich (PRO) hizo público su diagnóstico de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), tras realizarse estudios durante varios meses para dar con la enfermedad que lo afecta.

También conocida como enfermedad de Lou Gehrig, los expertos definen la ELA como una patología progresiva del sistema nervioso, que afecta a las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal, y causa la pérdida del control muscular. Por lo general, alcanza a personas de entre 40 y 70 años, y no se conocen casos entre niños y adolescentes.

La afección compromete de manera completa el sistema motor voluntario y se caracteriza por atrofia y disminución de la fuerza de los músculos de los miembros, el tronco, la deglución, la fonación y la respiración. Todo es consecuencia del daño de las neuronas motoras, que sirven para dar movimiento, y que mueren derivado de la patología.

Los músculos no reciben más los estímulos de las neuronas motoras, como consecuencia del daño propio de la dinámica de la enfermedad, por lo que se debilitan y se atrofian.

Sin embargo, no se comprometen los sentidos, la inteligencia ni la capacidad de prestar atención, por lo que quien la padece se mantiene lúcido incluso en los estadíos más avanzados. Las estadísticas indican que entre el 30 y el 50% de los pacientes fallece dentro del curso de los tres años, pero hay otro 10% que vive luego de diez años de enfermedad.

Generalmente, se desconocen las causas por las que aparece la ELA, aunque en algunos casos se manifiesta de forma hereditaria, en un porcentaje inferior al 5%. Cabe aclarar que no es una patología que sea infecciosa ni contagiosa.

Se investiga si la causa está vinculada a los neurotransmisores, que comunican a las neuronas entre sí; se cree que el exceso de el ácido glutámico en el espacio extracelular es la causa de la enfermedad.

Según la Asociación ELA Argentina, la cantidad de personas que desarrollen esta enfermedad serán unas dos de cada 100 mil personas. En nuestro país, hay diagnóstico de entre 600 y 800 enfermos.

Los síntomas más comunes son dificultad para caminar o realizar actividades diarias normales; tropezones y caídas; debilidad en piernas, pies o tobillos; debilidad o torpeza en las manos; dificultad para hablar o problemas para tragar; calambres musculares y espasmos en brazos, hombros y lengua; llanto, risa o bostezos inapropiados; cambios cognitivos y de comportamiento.

Se trata de una enfermedad poco frecuente y los síntomas tempranos pueden ser bastante leves, variantes de acuerdo a cada persona que la atraviesa, por lo que suele dificultarse su diagnóstico. Además, no existe un examen específico para probar si se tiene o no, por lo que se suele saber a partir de la eliminación de otras enfermedades potenciales.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Qué es la ELA, la enfermedad que afecta al senador Esteban Bullrich