“¿Qué opciones tenemos los rionegrinos?”



Empecemos siendo sinceros con nosotros mismos y de paso con los demás: ¿a quién le sorprendió enterarse de que aparentemente hay integrantes del gobierno de Saiz que cobran cifras siderales en negro, fuera del sueldo, fuera de la ley y fuera de los cojones de todos los que pagan impuestos en la provincia? Creo que a nadie. ¿Indignación? Puede ser. ¿Desilusión? Tal vez. ¿Desconfianza en el sistema democrático? Es lógico. ¿Qué opción nos queda a quienes vivimos en esta provincia y, al igual que la mayoría de los argentinos, entregamos a los entes recaudadores aproximadamente el 40% del dinero que pasa por nuestras manos y queremos que sea bien usado para resolver los problemas de todos y principalmente de los que menos tienen? Sólo por nombrar algunas de las contribuciones que hacemos diariamente: IVA, aportes jubilatorios, impuestos a las transacciones bancarias, Patente, Inmobiliario, peajes, etcétera. Voy a enumerar algunas opciones que se me ocurren: 1. Desobediencia civil, no pagar impuestos (en algunos casos es posible y en otros prácticamente imposible, como en el del IVA) Resultado: expulsión del sistema social y tal vez cárcel. 2. Escrache a los responsables. Resultado: ollas abolladas, interesantes derivaciones sociales, represión, posibles muertes, oportunismo para los buitres y pagarán los peores costos las personas que menos tienen. 3. Buscar con cuidado dirigentes que propongan el sistema de país que creemos con sinceridad que nos merecemos y luego votarlos con convicción, apoyando sus actos y defendiendo sus proyectos con compromiso. Resultado: mejoramiento del sistema. 4 . En el caso de no encontrar ningún dirigente interesante, remitirse al grafiti “Votá en blanco, impugná o no votes”, que es una manera interesante de demostrar descontento con las propuestas. Resultado: recordemos lo que sucedió cuando el voto en blanco y anulado sumó más que la primera minoría. 5 . Intervenir activamente en cuestiones políticas de cualquier índole y despojarse del nefasto “yo de política no sé nada y no me meto en eso”, que es justamente la peor manera de hacer política. Resultado: más y mejores espacios políticos. Como en Gran Hermano, tenemos varias opciones pero, en vez de tomar el celular y marcar “01 espacio soy un infeliz que no tengo vida propia”, en octubre tenemos la opción de comenzar a decidir el cambio que aparentemente necesita la provincia. Y digo “aparentemente” porque aún no está comprobado que estos muchachos se hayan quedado con esos “sobresueldos”, aunque el sentido común nos dice que de ello no existe la menor duda. Pedro Folatelli, DNI 22.212.926 - Roca

Pedro Folatelli, DNI 22.212.926 - Roca


Comentarios


“¿Qué opciones tenemos los rionegrinos?”