¿Qué podría festejar esta noche cada uno?


Cada fuerza tiene su propia competencia, en lo externo y en lo interno. Los tres partidos mayoritarios en la provincia corren una carrera que sólo tiene lugar para dos.


Es posible que en las seis listas que competirán hoy en la provincia por un lugar en las elecciones a diputados nacionales haya algo para festejar tras el escrutinio de esta tarde-noche, aunque el peso mayor está puesto en el oficialismo nacional. Para las tres fuerzas que han sido las más votadas hace dos años operará como un ensayo hacia las generales y en las otras tres las expectativas están puestas en superar el umbral del 1,5% de los votos requerido para conseguir un lugar en los comicios de noviembre.

Cada una de esas fuerzas disputa algo más que una elección preliminar hoy:

• Frente de Todos: es vital para el peronismo kirchnerista no ceder el primer lugar que se ha asegurado desde 2005 en este tipo de elecciones. Aunque por escasa diferencia, no hay premio consuelo: debe ganar. Sólo así podría festejar sin simulaciones.

• Juntos por el Cambio: fue segundo en las elecciones de medio término de hace cuatro años, luego de que Alberto Weretilneck bajara sus candidatos entre las PASO y las generales. Va fragmentado en tres: el Pro “larretista” y dos sublistas radicales. Hay una puja interna (¿la UCR recuperará el protagonismo que le quitó el macrismo?), un resultado global que sólo sirve si es primero o segundo, y un interrogante posterior: ¿los votos de los tres candidatos se trasladarán linealmente a las generales? Festejará el que gane la interna, sea cual fuere el resultado global.

• Juntos Somos Río Negro: hace su debut en este tipo de elección, que se le presenta complicada. Presentó candidatos al Congreso Nacional hace dos años sin apoyar a ningún aspirante a presidente pero con la ayuda del macrismo, que bajó su lista al Senado, y con tres bancas en Diputados (no dos, como ahora) en juego. Hoy se terminará de saber si el partido provincial es opción para los rionegrinos fuera del ámbito distrital. Merecería una celebración sólo si obtiene, como mínimo, el segundo lugar.

• Frente de Izquierda: dirime entre dos opciones: el MST de un lado y enfrente una coalición entre el PO, el PTS e Izquierda Socialista. Uno de los dos festejará si en conjunto superan el umbral del 1,5%.

• El Partido Socialista y el MAS llevan una sola lista cada uno. El objetivo es conseguir pasaporte para las elecciones generales de noviembre.


Tal vez para la elección general de noviembre se pongan en debate los asuntos que interesan a la provincia en su relación con el resto del país. En esta campaña faltaron ideas.


¿Y la campaña?

Por fuera de algunos principios ideológicos de la izquierda, que fue sumando la defensa del ambiente en su agenda de debate más que otras fuerzas, y del pronunciamiento del exministro Agustín Domingo (JSRN) a favor de cambios en el régimen laboral, en esta campaña no se habló de propuestas ni mucho menos de asuntos sensibles para los rionegrinos, a saber:

• Agricultura en el Alto Valle y en Valle Medio: el avance de las urbanizaciones sobre las chacras, la pérdida de rentabilidad, la lenta pero persistente desaparición de los chacareros como actores de la actividad a manos del avance de las ciudades y de las empresas integradas, el manejo del puerto de San Antonio Este, la reconversión, las alternativas de cultivos a las manzanas, las peras y las frutas de carozo, la convivencia con la extracción de hidrocarburos. Todos son temas que deberían estar en agenda.

Hidrocarburos: las regalías de petróleo y gas fueron uno de los ingresos que más crecieron este año. En la frontera del área que en el subsuelo tiene la formación geológica Vaca Muerta, no hay una política de fomento de las inversiones. Río Negro mira desde afuera cómo juegan las provincias con más recursos.

Turismo: ¿cuál es el modelo para que en el mar y la cordillera la actividad sea sostenible?, ¿después de tantas crisis provocadas por factores externos (cenizas, pandemia) qué plan de contingencia permitirá que un nuevo episodio no tome al sector por sorpresa?

Hoy no se define más que los candidatos. Tal vez para la general la campaña ponga en debate tópicos que sean más trascendentes para el papel de Río Negro en la vida nacional.


Comentarios


¿Qué podría festejar esta noche cada uno?