Qué se hace con las cinco plagas que afectan el ambiente en Neuquén

Incentivos a la caza, el control biológico, o la difusión de medidas sanitarias de prevención son los mecanismos que se utilizan para evitar la propagación de las 5 plagas en Neuquén.





Es imposible erradicarlas, sólo se puede hacer un control para evitar que continúe su expansión y aminorar los efectos negativos que producen. Algunas porque no tienen predadores naturales y otras porque están en los ríos.
El ecosistema en la provincia de Neuquén está amenazado por varias plagas exóticas y las principales cinco son las que se busca controlar desde los organismos públicos que entienden en el tema.

El ministerio de Ambiente de la Nación establece la siguiente definición: “Las especies exóticas invasoras son animales, plantas o microorganismos que, al haber sido trasladados más allá de sus límites naturales de distribución, consiguen establecerse y avanzar en los nuevos ambientes donde han sido introducidos, esto genera impactos severos sobre la diversidad biológica, la cultura, la economía y la salud pública”.

En Neuquén conviven los densos bosques cordilleranos con los ambientes típicos de meseta con sus particularidades vinculadas a la fragilidad de la flora y la fauna con sus ecosistemas.
En el caso del conejo europeo se promueve la caza de control y deportiva con unos 17 puntos de acopio por parte de un frigorífico. Se paga por cada pieza con el fin de que el costo del cazador sea cero.

Este mamífero tiene una alta tasa de reproducción y produce daños en los mallines naturales, amén de pozos en las zonas, y compiten con la ganadería en la zona que invaden.
Para la pesca deportiva que es una actividad económica en alza en la provincia, la amenaza es el alga Didymo, conocida comúnmente como “moco de roca”.

Se trata de un alga unicelular con la capacidad de impactar los ecosistemas acuáticos donde es introducida.
En Argentina, el organismo fue identificado por primera vez en septiembre de 2010, en el tramo inferior del río Futaleufú, en Chubut. Al adherirse a las rocas, en época de floraciones, producen impactos negativos al medio y sus especies.

Por ejemplo, pueden cambiar las condiciones físicas y afectar a las especies nativas desplazándolas, modificar la composición de las especies de invertebrados y afectar a las poblaciones de peces, según la cartera que conduce Juan Cabandie.

El ministerio de Turismo de Neuquén difunde medidas de prevención para los pescadores que básicamente consistene en el lavado de los elementos y el secado para evitar la propagación.

Otro mamífero que está haciendo de las suyas es el visón americano, un animal que a simple vista parece muy simpático pero es muy agresivo. Profesionales del Centro de Ecología Aplicada de Neuquén indicaron que se realiza un monitoreo para ver su distribución. En el norte se supone que se difundió a través de un criadero que hubo hace algunas décadas y en el sur provino por los ríos desde Santa Cruz cuando en la décad a del 30 hubo un emprendimiento peletero.

Se lo puede confundir con el coipo, una nutria criolla y con el huilín, otra nutria cuya población está en franco descenso. El visón americano invade su hábitat y los desplaza. Constituyen también una seria amenaza para las aves acuáticas, como el pato de los torrentes (devora huevos y pichones), aves de corral y para la piscicultura.

Desde el cuerpo de guardafaunas se distribuyen trampas en zonas como Aluminé para capturarlos vivos en tanto, desde el 1 de mayo, se lo incluye entre los ejemplares que pueden incluirse en la temporada de caza. Para ello se difunden folletos para que puedan ser identificados sin que se los confunda con las nutrias.
La caza y las medidas de cuidado son las únicas opciones que se administran para poder poner a coto algunas plagas.

El control biológico es la opción

La avispa Sirex Noctilio mata a los pinos y disminuye la calidad de la madera debido alos túneles y a las perforaciones que hace en los pinos. De esta manera amenaza el esfuerzo que hacen los productores, el gobierno nacional y las provincias patagónicas desde hace más de 20 años.
Según el Centro de Investigación y Extensión Forestal de la Patagonia, fue introducida accidentalmente en nuestro país en 1985, ingresando a la Patagonia cuatro años más tarde a través de un cargamento de madera infestada. Desde el foco inicial de ataque en la provincia de Río Negro comenzó su dispersión hacia el norte y sur de la región de la cordillera andina.
Entre los controladores biológicos se cuentan varias especies de parasitoides (organismos que producen la muerte del hospedante) y una especie de nematode parásito (los parásitos no producen la muerte del hospedante). El organismo de control más eficiente ha resultado ser el nematode Beddingia siricidicola dado que puede alcanzar hasta el 90 % de parasitismo en la población se Sirex.
Neuquén realizó en 2019 un relevamiento aéreo para detectar los ejemplares que están infestados para facilitar la realización de las tareas sanitarias, tanto el raleo como la inoculación con Deladenus siricidicola, el parásito que se aplica.

El alga que perjudica los lugares de pesca y que no se puede erradicar

Detectada por primera vez en la provincia en 2011, la Didymosphenia geminata -alga exótica e invasora a la que se conoce como moco de roca- acredita presencia en distintos cursos de agua neuquinos.
Oriunda de los ríos de Europa, Asia y América del Norte, aquella vez fue detectada en el río Collón Cura, en la zona de Balsa Vieja (San Martín de los Andes). Pero apenas un año antes había irrumpido en el río Futaleufú, de la provincia de Chubut.
Un informe del gobierno neuquino indicó que estas algas inciden tanto en la flora como en la fauna ictícola y encuentran en las actividades recreativas -como pesca y navegación en kayak- a sus agentes de distribución, por lo que la limpieza de los elementos una vez terminadas las actividades es fundamental.
La directora general de Biología Acuática de la subsecretaría de Ambiente Lorena Laffitte dijo que el principal agente dispersor es el ser humano, pero “un establecimiento exitoso requiere que el río tenga condiciones adecuadas para la supervivencia y floración celular” de esas algas, explicó.
Se tienen 74 puntos de control y que la erradicación no es posible, por lo que recomendó la prevención.

El visón es simpático y agresivo y no tiene predadores naturales

El visón americano es una especie invasora que se ha expandido por distintas áreas geográficas de Neuquén, con el consecuente impacto perjudicial en la fauna autóctona.
Según informó el Centro de Ecología Aplicada de Neuquén, tiene un aspecto simpático y de carácter agresivo. Los visones pueden llegar a medir hasta unos 70 centímetros -las hembras son más pequeñas- y a pesar entre 1,5 y 1,6 kilogramos (aunque algunos ejemplares pueden superar esa marca). Constituyen una seria amenaza para las aves acuáticas, como el pato de los torrentes (devora huevos y pichones), aves de corral y para la piscicultura. Además, invaden hábitats de coipos (nutria criolla) y del huillín, otra especie de nutria que puede llegar a pesar 5 o 6 kilos y cuya presencia va en franco retroceso.
En Neuquén hubo un criadero en la zona de Los Miches, cuando corrían los años 70, pero la actividad no se prolongó en el tiempo. También se detectaron en el sur, donde llegaron por cursos de agua desde las provincias de Chubut y Río Negro; y que fueron introducidos al país de la mano de la antigua industria peletera en Santa Cruz que se remonta a los años 30.

Promueven la caza del conejo europeo

El conejo europeo es una especie se comporta como una exótica invasora en amplios espacios del país, con una permanente dispersión hacia áreas nuevas e impacto en los ecosistemas nativos.
La cartera de Ambiente y Desarrollo Sostenible nacional, que lidera Juan Cabandié, dictó la Resolución 474/2020 que declara dañinas y perjudiciales para la conservación de la biodiversidad y las actividades productivas a las poblaciones silvestres de conejo europeo (Oryctolagus cuniculus), por sus características biológicas de especie exótica invasora.
La medida prohíbe la importación, el tránsito interjurisdiccional, la cría y el comercio en jurisdicción federal de animales vivos, de poblaciones silvestres de esta especie.
También llamado conejo de Castilla, la especie fue declarada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como uno de los cien organismos exóticos invasores más perjudiciales a nivel global.
El herbívoro fue introducido por el ser humano en los siglos XIX y XX para contar con proteína animal y utilizar su cuero y piel de manera industrial en la isla de Tierra del Fuego.
Areas Naturales Protegidas de Neuquén impulsa un plan de caza comercial y de control de esta especie.

El invasor de los ríos y cursos de agua que reclama control

El técnico de la AIC Guillermo Blasetti aseguró que la especie cyprinus carpio –pez carpa-, en la actualidad la carpa nvade a los tres principales cursos de la cuenca aguas abajo.
Lo dijo en la comisión de Medio Ambiente de la Legislatura donde remarcó que se trata de una especie con alta capacidad adaptativa (a partir de una cadena trófica muy diversa que implica una variada alimentación) y de difícil captación con los recursos vigentes.
Explicó que se pesca mediante la técnica de “pesca eléctrica” pero indicó que es necesaria una metodología que permita su pesca sin la extracción de otros peces de la zona, como la trucha arco iris. Remarcó en la importancia de poder controlar su distribución, para lo que sería necesario implementar un proceso de captación y posterior industrialización, ya que se trata de una especie apta para consumo humano.
“Es una especie invasora y necesitamos su manejo” sintetizó Blasetti, tras indicar que la alteración que genera en el ecosistema “es alarmante”. En similar sentido se pronunció el representante por Buenos Aires, Gustavo Romero, quien pidió que el tema sea abordado desde la comisión interinstitucional ambiental.

La avispa que perjudica a los bosques de pinos implantados

El Sirex Noctilio es una plaga de alto potencial de daño sobre los bosques implantados de pino, principalmente por su alta tasa de multiplicación, su amplia dispersión y su origen exótico.
El Deladenus siricidicola es considerado un valioso controlador biológico, teniendo en cuenta que la inoculación de este nematodo produce la atrofia de los ovarios de la hembra de Sirex noctilio, con la consecuente esterilización de las mismas.
De acuerdo a un informe que publicó el gobierno neuquino se aplican los controladores para evitar el daño en la madera que produce esta plaga exótica que hace agujeros en los árboles.
Hace siete años que se realizan controles con el producto. La cartea de Producción indicó que en el caso de Neuquén, las tareas alcanzan a establecimientos forestales de las zonas Sur y Norte ubicados en Meliquina, Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Aluminé, Andacollo, Huinganco y Las Ovejas.
En2019 se hizo un relevamiento aéreo para determnar el impacto de la plaga. En todo el territorio neuquino hay más de 60.000 hectáreas forestadas, siendo la provincia con mayor superficie de toda la Patagonia


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Qué se hace con las cinco plagas que afectan el ambiente en Neuquén