Quedate en casa, pero ¡haciendo ejercicio!

Conocé las ventajas de mantenerte activo durante los días de confinamiento. Matías Ais, profesor de Educación Física, nos explica las ventajas de estar en movimiento.





¿Qué hacés en tu casa? ¿Trabajás?¿Cuidás de tus hijos? ¿Mascotas? ¿Te movés lo suficiente? ¿Hacés ejercicio?. Sabías que en la edad de piedra el cazador y recolector recorría unos 40 km diarios mientras que el hombre actual no llega a los 2 km y cada vez menos. Según explica Matías Aís, profesor en Educación Física, hasta hace 100 años la fuerza muscular representaba casi el 90% de toda la energía necesaria para el proceso laboral y hoy es inferior al 1%.


En la actualidad las enfermedades crónicas no transmisibles, como cardiopatías crónicas, ACV, cáncer, diabetes y obesidad son afecciones de larga duración producidas, en su mayoría, por el sedentarismo.
Existe evidencia científica respecto de los beneficios del ejercicio físico sobre la patogenia de diversas enfermedades, llegando al punto de describirlo como la píldora ideal para mejorar la salud, debido a su efecto multiorgánico a diferencia de los medicamentos.


El profesional aclara que la expresión “actividad física” no debe confundirse con “ejercicio”, porque este último es una subcategoría, planeada, estructurada, es repetitiva y tiene como objetivo mejorar o mantener uno o más componentes del estado o aptitud física.

Tip

2 a 3
veces por semana es aconsejable hacer ejercicio, siempre supervisado por un profesional capacitado.


Practicar actividad y ejercicio físico diariamente genera la producción de neurotransmisores vitales para el desarrollo cognitivo de la vida diaria. Entre los más importantes están la serotonina, dopamina, endorfinas; estas son las hormonas más populares que tras el ejercicio nos permiten sentir felicidad, alegría y euforia, señaló Ais. “En nuestro botiquín de primeros auxilios debe de estar la pastilla del ejercicio físico” agregó.


La Organización Mundial de la Salud recomienda, para adultos de 18 a 64 años de edad, practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, o al menos 75 minutos semanales de actividad física intensa, o bien una combinación de ambas.
La constancia, paciencia y dedicación son tres pilares fundamentales para obtener resultados en el mediano y largo plazo.

Seguinos en Instagram:


Comentarios


Quedate en casa, pero ¡haciendo ejercicio!