Queen no quiere que Donald Trump vuelva a usar su música para propaganda política

El presidente de Estados Unidos utilizó la canción "We Are the Champions" sin el permiso de la banda, para un video de campaña. Uno de los integrantes aseguró que están en proceso de evitar que el mandatario use sus temas.



El presidente de Estados Unidos utilizó una canción de la banda Queen, con fines políticos y sin el permiso de sus creadores. Se trató de la canción "We Are the Champions", durante su discurso en la Convención Nacional Republicana.

También se burló del expresidente Joe Biden con un meme que compartió en Twitter, usando partes del video de "Photograph", de Nickelback. En ambos casos los artistas declararon públicamente su descontento. En el caso de los canadienses, lograron que se retirare el mensaje de Trump, por violación de derechos de autor.

No obstante, el empresario y mandatario de los Estados Unidos reincidió y usó la canción "We Will Rock You", de Queen, con la que musicalizó un video de una de sus manifestaciones, y luego lo subió a Twitter.

Cuando los músicos británicos se enteraron lo reportaron ante la red social. Una vez más, el contenido de la cuenta presidencial fue borrado debido a la infracción.

Sobre ese incidente, Brian May, guitarrista y fundador del grupo sostuvo frente a la prensa:

Independientemente de nuestras opiniones sobre Donald Trump, siempre ha estado en contra de nuestro parecer el permitir que la música de Queen se utilice como una herramienta de campaña política… Me aseguraré de tomar las medidas posibles para disociarnos de la desagradable campaña de Trump".

Según Buzzfeed, en vista de la evidente predilección de Trump por las canciones de Freddie Mercury y sus colegas para hacer campaña, los representantes de la banda ya iniciaron un proceso legal para evitar cualquier uso futuro de sus temas por parte del presidente.

Un descontento similar generó la campaña del jefe de Estado norteamericano en 2016, cuando usó parte de la obra de Los Rolling Stones.


Comentarios


Queen no quiere que Donald Trump vuelva a usar su música para propaganda política