Quieren producir truchas que pesen más de 2 kilos

La planta de faena de pescado de Piedra del Águila prestará sus servicios a piscifactorías que producen truchas en el lago Alicurá y en el Limay



La planta de procesamiento de pescado de Piedra del Águila ya tiene quien la opere y administre por 20 años. Se trata de la empresa de capitales chilenos Idris Patagonia SA. El contrato de concesión lo firmó el jueves el gobernador Omar Gutiérrez. Se espera que las primeras faenas sean a mediados de 2020.

En el sitio se planifica una producción de truchas que superan los 2 kilos y medio. Además permitirá procesar la trucha asalmonada de los lagos de las represas de Alicurá, Piedra del Águila y Pichi Picún Leufú.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, indicó que la empresa es “pionera en ese tipo de actividad acuícola y es competitiva para exportación con ese nuevo producto”.

La planta es de unos 800 metros cuadrados. Brindará los servicios de logística de aprovisionamiento de peces, faena, mantenimiento de mercadería congelada y elaboración de productos con valor agregado.

Omar Gutiérrez ponderó que la planta de procesamiento de pescado dispone de la materia prima en un radio no mayor a tres kilómetros, a diferencia de otros lugares del mundo donde se tienen que recorrer grandes distancias.

El ministro de Producción e Industria aseguró que “la sanidad de los embalses de Neuquén, particularmente los de Alicurá y Piedra del Águila, es reconocida internacionalmente” y destacó que la planta permitirá procesar no sólo la producción de la empresa concesionaria sino también la de terceros.

El gobernador Omar Gutiérrez y el ministro Facundo López Raggi firmaron el convenio con empresarios chilenos. Foto gentileza Neuquén Informa

De hecho en el contrato se marca que la entidad “tiene obligación de realizar y prestar el servicio de faena para 1500 toneladas de forma anual para los productores de la cuenca”, apuntó López Raggi.

Para 2024 se proyecta faenar en la planta 9.000 toneladas de pescado anualmente.

Con la concesión la firma de capitales chilenos deberá promover la ejecución y el financiamiento de las obras de infraestructura y gastos necesarios que conlleven el equipamiento completo para el procesamiento de peces.

Esto incluye desde su recepción hasta el producto terminado; forma parte la conexión eléctrica entre el transformador y el tablero general; equipamiento de frío; y equipamiento para la logística de aprovisionamiento de la planta.

La inversión en activos más capital de trabajo en el período de concesión se calcula de 12 millones de dólares. Se estima que para fines de 2023 tendrá cerca de 140 trabajadores contratados y se destacó que será mano de obra local.

Viento y peces

“Es la apertura hacia una fuente más de trabajo, que se diversifica, que se suma al de rutas, al de las hidroeléctricas, al empleo público, como también el parque eólico que se está construyendo”, destacó la intendenta de Piedra del Águila, Adriana Figueroa.

Especificó que con los tres turnos en funcionamiento demandará 140 puestos de trabajo. Además se espera que se potencie otras actividades como el transporte, porque se ubica a 15 km del centro de la ciudad, y también lavaderos industriales.

Dijo que el lugar impulsará más la producción acuícola dado que dará “facilidad a muchos que hoy tienen minimizada su producción, porque el faenado es caro y lo tenían que llevar muy lejos”. Uno es Bariloche.


Comentarios


Quieren producir truchas que pesen más de 2 kilos