Quiroga le saca provecho al superávit del balance 2018

El intendente destacó que este año habrá más fondos para obras públicas de lo proyectado. Se jactó de no haber accedido ante exigencias gremiales.

La primera fase del nuevo municipio se hizo con fondos propios. (Archivo)

El superávit de 2018 alcanzó a más de 700 millones de pesos, que serán invertidos en obras para este año según anunció ayer el intendente de la ciudad, Horacio Quiroga.

El secretario de Hacienda de la comuna, José Luis Artaza, presentó en público el balance de los números del 2018, que luego será girado al Concejo Deliberante.

De los 3.850 millones de pesos que fueron presupuestados para el año pasado, los ingresos llegaron a más de 6.300 millones con gastos que superaron los 5.600 millones.

Fue así que el saldo resultó positivo para el balance de la ciudad, lo que fue ampliamente celebrado tanto por Quiroga como por el secretario de Hacienda en la conferencia de prensa que brindaron ayer.

Según describió Artaza, los millones de más llegaron de la mano de la coparticipación provincial (151 millones de pesos; de la coparticipación federal que superó en más de 475 millones lo que se preveía; y otros 571 millones de pesos por encima de lo presupuestado ingresaron por regalías.

Agregó que se tenía previsto un porcentaje de ingresos propios por tasas de un 30 % y al final del ejercicio, la cifra trepó a un 48%, según el detalle que brindó Artaza.

El informe de cuentas o balance anual de gastos, fue girado al Concejo Deliberante, que tendrá su próxima sesión ordinaria el jueves 11.

La municipalidad no posee deuda a largo plazo ni deuda dolarizada, destacó el intendente Quiroga.

Señaló que la falta de déficit fue su sello como administrador municipal, no sólo en los últimos dos períodos de gobierno, sino en sus anteriores gestiones en el cargo. “Siento una satisfacción personal y de conciencia”, destacó el intendente. Agregó que “en las 15 rendiciones de cuentas que me tocó informar, no hubo déficit. Y los incrementos en 2019 respecto de los números de 2018 serán mayores”, informó.

“Neuquén es uno de los pocos municipios de la Argentina con un superávit de esta envergadura, que alcanza al 37% sobre los ingresos corrientes”, sostuvo.

Con insistencia destacó la nula morosidad y comparó la inexistencia de deuda dolarizada frente a la deuda de la provincia, con un 75% de su cartera de deudas en dólares.

Por su parte, Artaza destacó la composición de los números ejecutados, con un tercio destinado a sueldos, otro tercio a gastos de funcionamiento y más del 30% restante de los ingresos anuales destinados a la ejecución de obras públicas. “Este costo salarial del 33% ejecutado es con actualización a las tasas inflacionarias”, destacó Quiroga.

“Ratifico que lo que no hay que producir es déficit. Hay solidez de recursos y me voy con la convicción de que los bombos no modificaron lo que había que hacer”, dijo en referencia a que no fue permeable a las exigencias gremiales.

En estos días se firmará el contrato con el BID por el endeudamiento aprobado desde el año pasado para infraestructura en los asentamientos.

Informe de cuentas

$3.850
millones fue el presupuesto 2018. El ejecutado final llegó a 6.368, con gastos por 5.633 millones durante el período.
$734
millones serán destinados a obras públicas producto del superávit de 2018.

48%
fue el porcentaje de pago de los contribuyentes. Estaba previsto un 30% de ingresos en concepto de pagos de tasas municipales.

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Quiroga le saca provecho al superávit del balance 2018