Rafael Roca comienza los murales de Ceferino

El artista ganó el concurso que realizó la Comisión Ceferiniana para la remodelación del parque de Chimpay.

ROCA (AR) Un importante proyecto integrado por cinco murales cuyas dimensiones de 2 por 2,50 recorrerán la vida de Ceferino Namuncurá en sus puntos más salientes, se comenzará a concretar en pocos días, cuando el escultor roquense Rafael Roca comience a trabajar en ello.

Roca resultó ganador por unanimidad del concurso que organizó la Comisión Ceferiniana de Chimpay, que le adjudicó el premio en el mes de enero. Por ello deberá realizar los cinco murales en relieve cuya temática figuraba en las bases del concurso: Nacimiento en Chimpay donde se había radicado la tribu Namuncurá; Partida hacia Buenos Aires a donde se va a estudiar "para ser útil a la gente"; Vocación, momento que descubre en el colegio salesiano de Almagro su vocación sacerdotal; Ceferino en Roma, donde se relata en imágenes el viaje a Italia y su encuentro con el papa; y el último panel, destinado a la muerte del "indiecito de las pampas".

Los cinco murales se emplazarán en el predio donde se encuentra el santuario del "Lirio de las pampas", que se está remodelando y en cuyo camino de acceso peatonal se ubicarán dichos murales que el escultor realizará en resina poliéster y fibra de vidrio, utilizando el mismo material que empleó para la concreción de la imagen del arcángel San Miguel que se emplazó en Stefenelli.

Resueltas en color blanco mármol, las imágenes de los murales van a ser montadas sobre paredes que diseñará el arquitecto encargado del proyecto general y Rafael Roca estima que cada uno le demandará un trabajo de tres meses.

El concurso que dio como ganador a Roca, tuvo un jurado integrado por Moni Sarti, Mabel Camertoni, Mario Pérez y el sacerdote Ricardo Nocetti y a su vez adjudicó el segundo premio al proyecto presentado en forma conjunta por Lito y Martín Pérez Guevara, quienes recibieron los mil pesos que estaba previstos para tal premio. Sus bocetos podrán ser utilizados, según se puntualizaba en el concurso, para otros fines, y en la reunión que se realizó el sábado en Chimpay donde los artistas hablaron de cómo se harán sus obras, se acordó que Lito y Martín Pérez Guevara -que son padre e hijo- rediseñarán el boceto que ganó el segundo premio para convertirlo en tema de vitrales que contendrá la capilla que se está construyendo.

La efectivización del premio ya se había hecho en enero, pero recién el pasado sábado se le entregó a Rafael Roca el anticipo para comenzar el trabajo. Para la realización de los cinco murales se ha estipulado un plazo de 15 meses, tiempo que podrá concretarse siempre y cuando la comisión recaude el dinero necesario para su ejecución, estimado en un monto de cuatro mil pesos para cada mural.

La comisión Ceferiniana presidida por Mario Leonardo Pérez y que cuenta en la actualidad con el asesoramiento del Padre Martín Dumrauf -gestor del primer proyecto- está enviando a los distintos centros ceferinianos del país el proyecto de remodelación y reubicación del parque, para pedir ayuda con el objeto de completar la obra. Los apoyos pueden hacerse a través de la cuenta que dicha comisión tiene en Bansud bajo el número 016-24938/2.

Hasta el momento, el proyecto de remodelación del parque ceferiniano de Chimpay ha concretado la realización de la terraza donde se ubica el Monumento a Ceferino Namuncurá, obra del escultor Juan Sánchez; la primera etapa del proyecto integral de iluminación; la primera etapa del proyecto de riego; la plaza de placas donde se ubicaron las ofrendas de los devotos, el camino de acceso al monumento, la plantación de 80 árboles para reforestar el lugar y la construcción del templo, que a la fecha tiene terminada la etapa del encadenado.

Pero aún queda mucho por hacer. En primer término, la terminación y equipamiento del templo dedicado al "Cristo de la Tierra y de la Vida" y luego continuar con el Museo dedicado a la figura de Ceferino y el "Descanso del peregrino".

Según destacó Rafael Roca, "la iglesia vuelve a ser un mecenas de los artistas. La etapa posconciliar marcó un alejamiento de los artistas de la obra religiosa debido a que se mostró como una etapa iconoclasta, con presidencia de las imágenes". Sin embargo, a juzgar por los hechos recientes, se ha vuelto a la imaginaría y esto se refuerza con el concurso de pintura religiosa que se hace en Buenos Aires y el encuentro de imagineros religiosos que se realizará en Carlos Paz, Córdoba, del 14 al 23 de abril.


Comentarios


Rafael Roca comienza los murales de Ceferino