Raízen y Trafigura amplían sus servicios

La brasileña adquirió la playa de tanques de Pampa Energía. La trader completó una entrega de combustible mar adentro.



Hay un viejo refrán que dice que ‘cuando el río suena, monedas trae’. Y en el segmento del downstream argentino el río está sonando fuerte en los últimos días.

El jueves pasado Trafigura, la enorme trader internacional, completó la primera entrega de combustible marino en la boya 11, el punto más austral de la Costa Atlántica en el cual se puede proveer ese servicio.

El buque Bulk Costa Rica fue el receptor de la carga que alcanzó las 300 toneladas de combustibles marino tipo IFO 380, marcando el inicio de un nuevo servicio para la compañía.

Es que por la ubicación de este punto de carga, en la rada externa del puerto de Bahía Blanca, los cargadores abonan un costo de entrada tres veces más bajo que el que se paga por el área de fondeo cercana al puerto de La Plata.

A esta novedad se sumó ayer el anuncio a la Comisión Nacional de Valores realizado por Pampa Energía sobre la venta de la playa de tanques que poseía en Dock Sud a Raízen Argentina, la licenciataria de la cadena de estaciones de servicio Shell.

La venta

19.500.000
de dólares fue el monto que se fijó para la transacción de la playa de tanques que poseía Pampa Energía en Dock Sud a Raízen Argentina.

La transacción se fijó en 19,5 millones de dólares más 1.393.000 dólares en productos y marca para Raízen la incorporación de un parque de 43 tanques con capacidad de almacenamiento de 228.000 metros cúbicos de productos, ocho galpones de acopio y cuatro islas de carga.

Según se supo, esta nueva instalación le permite a la brasileña ampliar cerca de un 30% su capacidad de almacenamiento.

La compra representa para la brasileña Raízen la primera incorporación de activos en el país, luego de que en octubre del año pasado se hiciera cargo de todo el segmento de refinación y venta de combustibles de Shell.

Y en el caso de Pampa Energía marca el alejamiento definitivo del segmento del downstream en donde sólo Refinor, la planta ubicada en Campo Durán, Salta, en donde alcanza una producción anual de 250.000 toneladas de gas licuado de petróleo (GLP).

Desde Pampa Energía se destacó que “la venta se encuentra en línea con la estrategia de la sociedad de focalizar sus inversiones en la expansión de la capacidad instalada para la generación de energía eléctrica, como en la exploración y producción de gas natural con especial foco en nuestras reservas de gas no convencional”.


Comentarios


Raízen y Trafigura amplían sus servicios