Ratificación del modelo de la UNRN



La Asamblea Universitaria de la UNRN ratificó el sistema de gobierno de la institución y el modelo de desarrollo adoptado. La Asamblea respaldó la participación de las diferentes representaciones de la sociedad civil (sindicales, empresariales y del Estado provincial) en los órganos colegiados de gobierno de la Universidad, con voz y voto, en línea con las mejores prácticas internacionales. Asimismo, aprobó por unanimidad el informe (Memoria) del estado de situación de la UNRN y las políticas institucionales en curso. Esto significa que la UNRN consolidará el enfoque de universidad emprendedora e innovadora, inserta en el tejido social de las diferentes regiones que configuran el extenso territorio provincial, para contribuir a su desarrollo económico, social y cultural, a través de la formación superior, la investigación y el desarrollo tecnológico. Entre las fortalezas de esta joven universidad se destaca la consolidación gradual de un cuerpo académico competente, seleccionado con criterio meritocrático a través de concursos y convocatorias públicas y abiertas, que tiene el desafío de desarrollar en forma equilibrada actividades de docencia, investigación y extensión. Desde fines del 2010 la UNRN convoca regularmente a concursos docentes, registrando a la fecha una cantidad de docentes regulares comparable a la de otras universidades nacionales con más de veinte años de antigüedad e, incluso, la UNRN cuenta con más investigadores respecto del promedio de ese grupo de universidades. Una segunda fortaleza son los programas de becas que atienden a los estudiantes provenientes de hogares humildes. Además de asegurar la igualdad de oportunidades, han demostrado ser un instrumento eficaz para el progreso académico: los alumnos becados aprueban anualmente más del doble de materias que el promedio del total de alumnos. Más del 10% de los estudiantes activos son atendidos por becas, teniendo en cuenta que más del 80% de la población estudiantil son los primeros universitarios de sus familias. Tercero, el plan de inversiones en obras de infraestructura y equipamiento, en todas las sedes (regiones). La Asamblea Universitaria introdujo mejoras a su Estatuto o carta magna, con base en la consolidación organizacional que supone una gestión presupuestaria en tiempo real y la adopción de indicadores objetivos de gestión, tales como relaciones normativas para la definición del tamaño de los planteles docentes según el número de alumnos efectivos (cantidad de alumnos inscriptos netos de tasas esperadas de desgranamiento y deserción y grado de experimentalidad de las asignaturas). Ello implicó ajustes estatutarios para el ejercicio equilibrado del gobierno de la universidad, entre el Rectorado y las sedes y entre los órganos unipersonales de gobierno (rector, vicerrectores y directores de unidades académicas) y los órganos colegiados (consejos), y directrices de política que aseguren un desarrollo sustentable de la universidad, que implica programación estratégica, gestión prudente de los recursos económicos que aporta el Estado y búsqueda de oportunidades de financiamiento complementario. Un rasgo distintivo de la UNRN es la capacidad desarrollada de formulación y negociación de proyectos de investigación, desarrollo tecnológico y obras de infraestructura. Es de destacar el alto nivel del debate y la argumentación de las posiciones, particularmente de los estudiantes. Las exigencias estatutarias de alto desempeño académico para formar parte del gobierno de la universidad explican la seriedad y rigurosidad de las posiciones del claustro estudiantil. No existe una universidad con pensamiento único. El debate democrático de ideas y propuestas concluye en posiciones de mayoría y minoría. Sin duda, hay una amplia posición mayoritaria de todos los claustros –docentes, estudiantes y no docentes– en consolidar este modelo de universidad innovadora. Hace cinco años atrás se discutía si la UNRN era necesaria o no, hoy la UNRN cuenta con un amplio reconocimiento de la sociedad rionegrina. (*) Rector de la UNRN

JUAN CARLOS DEL BELLO (*)


Comentarios


Ratificación del modelo de la UNRN