Receta con historia: las migas de Paco

Alicia Puerta nos regala no sólo un plato para unos de estos días fríos, sino también el amor y el pasado que se esconde detrás de una preparación tan sencilla como llena de significado. Mandanos tu receta y contanos tu historia a quedateencasa@rionegro.com.ar. Nosotros la publicamos.



Hace muchísimos años, allá por 1919, tiempos de hambre y miseria en la vieja Europa, existía un niño oriundo de Padul, España, cuya tarea era cuidar sus cabras al pie de la Sierra Nevada. Como el día era largo, la madre de este niño se las ingeniaba para llenar su morral, y con dos ingredientes elaboraba las migas.


A sus 14 años, el niño llegó a la Argentina y en su memoria siempre estuvieron las migas de su mamá. Pasó el tiempo, y él ya hombre, formó una familia, y las migas pasaron a ser un festín los días de lluvia. Por alguna razón que se me escapa esto se convirtió en tradición que quisiera compartir con ustedes.


En una sartén (cuyo tamaño variará según la cantidad de comensales. Nosotros éramos siete y la sartén era grande), se vierte aceite (media taza en nuestro caso) y cuando esté caliente (pero no hierve), machacaremos una cabeza entera de ajo, cáscara incluida. Esto hará que su perfume pase al aceite.


Agregaremos una taza de harina común, sal a gusto y revolveremos con una cuchara para evitar que la harina se pegue, inmediatamente agregamos agua caliente. Inicialmente la mezcla se verá extraña, parecerá un engrudo, pero a medida que vamos golpeando con la cuchara, la pasta se irá separando y formará miguitas. Lleva su tiempo, deben quedar tiernas y tener cuidado de que no se pasen. ¡Su aroma es MUY rico!
Y así, sentados a la mesa, mis padres y hermanos con la sartén en el medio, cada uno con su cuchara armará su montañita de migas para que nadie “se las robe”. Y acá va la propuesta diferente; se acompaña con uvas. Si son moscatel mejor.


Espero que les guste mi receta, es un sabor que a mi personalmente me genera mucha nostalgia. Le agradezco a mi padre, que con su relato nos legó su receta y su amor por la tierra de Padul.

Alicia Elena Puerta

Receta:

Migas

Se necesita: 
• Una sartén
• Una cuchara

Ingredientes:
• Aceite: media taza
• Una cabeza entera de ajo. Hay que machacarla, con cáscara incluida
• Una taza de harina común
• Sal
• Agua caliente
• Uvas moscatel (no es indispensable)

1. En una sartén, ponemos aceite a calentar. Añadimos los dientes de ajo machacados.
2. Cuando el aceite se haya aromatizado, es el turno de añadir la harina de golpe. Mezclamos, mientras dejamos que se cocine. Cuidado con la potencia del fuego porque la harina es delicada y se puede quemar. 
3. Añadimos el agua. Al esta, le sumamos una buena pizca de sal. La idea es que el agua se integre con la harina, formando un mazacote. Después, ir aplastando con una cuchara de madera, para ir separando la harina y que quede con forma de «miga».
4. Vamos aplastando la harina hasta hacerla migas. Cuanto más seca esté, más desmigado quedará. 
Servir en una fuente para compartir y agregarles las uvas. 


Comentarios


Receta con historia: las migas de Paco