Receta de una argentina para el clásico Negroni, un cóctel que cumple 100 años

Es uno de los tragos más vendidos de la historia. Acaba de celebrarse en todo el mundo la sexta edición de la semana dedicada a homenajearlo en sus infinitas recreaciones.



#

Inventado por un conde italiano, debe su tentador color al vermut rosso, uno de sus tres ingredientes principales.

Receta de una argentina para el clásico Negroni, un cóctel que cumple 100 años

Es uno de los tragos más vendidos de la historia. Acaba de celebrarse en todo el mundo la sexta edición de la semana dedicada a homenajearlo en sus infinitas recreaciones.

Argentina le rinde culto al Negroni, un trago célebre que está en pleno auge cuando se encamina a cumplir los cien años y que fue homenajeado especialmente en más de 7.700 bares de todo el mundo, de ellos 863 de nuestro país.

La Semana del Negroni, que este año se celebró hasta el último domingo, revolucionó las zonas donde se concentran los bares porteños, entre ellas la de Palermo, donde grupos de hombres y mujeres van de “boliche en boliche” (como cantaban Los Náufragos en los años 60) buscando el cóctel inventado por el conde que le dio su nombre.

La movida del Negroni tiene también su correlato en el auge que atraviesa la coctelería mundial, que está en plena expansión y tiene en Argentina a uno de los países que encabezan esta tendencia mundial, ya sea por el consumo como por las cualidades de los bartender de nuestro país.

Una argentina en Florencia

Inés de los Santos, una de las mejores bartender nacionales, dijo desde Italia, país en el que finaliza la gira que emprendió junto a otros seis colegas para representar a Argentina en La Semana del Negroni, que nuestro país está “muy bien posicionado a nivel mundial”, incluso comparado con Londres, ciudad que considera la meca del cocktail.

“La diferencia con Londres pasa por las posibilidades de trabajo que hay allá, por la tecnología y las variedades de elementos que tienen para trabajar, pero a nivel humano, creativo, estamos muy bien. En la Argentina tenemos grandes bartenders y por eso nos fuimos muy contentos de ella”, remarcó.

Si bien las cifras pueden resultar tediosas, son contundentes a la hora de graficar cómo en los últimos seis años esta mezcla en partes iguales de Campari, gin y vermut rojo dulce pasó de ser tendencia a convertirse en furor: en la primera “Negroni Week”en 2013 adhirieron unos 100 bares en todo el mundo y el año pasado fueron 7.700 en 60 países.

En el año 2013 se celebró en todo el mundo la primera semana del Negroni.

Esas cifras también revelan que tiempo atrás, hace unos 20 años, era muy difícil encontrar lugares que sirvieran Negroni en ciudades como Nueva York o Buenos Aires y aquellos que por estas tierras apostaron por él llegan a este momento en el que está tan de moda con sus propios Negroni.

De hecho, hay Negronis que nacieron de autor y hoy están súper difundidos, apunta Rodolfo Reich, periodista gastronómico y uno de los responsables de sitio especializado BAC (Buenos Aires Cóctel).

“Uno de estos Negroni es el añejado. Hacen el Negroni y lo pasan a una barrica de madera durante un mes. Otro, es el Negroni con café, al que le ponen granos de este fruto y lo dejan una semana para que le dé sabor. También hay con mezcal, o con whisky en lugar de gin, el Boulevardier, o el Sbagliato, que reemplaza el gin por espumante”, enumera.

Rivales y amigos

Hoy en día el Negroni es el segundo trago más vendido del mundo, detrás de su rival y primo hermano The Old Fashioned, según una encuesta de la revista británica Drinks, una de las más importantes del mundo de la coctelería.

La rivalidad entre ambos tragos bien podría ser considerada un Boca-River pero los dos conforman una dupla porque “son muy similares en historias, en tiempo de nacimiento en lógica de bares, en lógicas de bartender”, asegura Reich.

Una anécdota que resume este sentimiento de pseudo rivalidad entre los dos cócteles se expresa en los libros que le dedicaron: “The Negroni”, del periodista y escritor de la revista Imbibe Gary Regan, y “The Old Fashioned”, del periodista de The New York Times, Robert Simonson, quien fue elegido por su colega para escribir el prólogo del otro trabajo.

Simonson escribió en el libro de Regan: “Hay dos tipos de personas: las Old Fashioned y las Negroni ,y lo bueno es que nos respetamos mucho”.

Inés de los Santos se encuentra de gira por Europa estos días.

Mientras tanto y con el océano Atlántico de por medio, de los Santos, junto con sus colegas Pipi Yalour y Mona Gallosi, dan clases maestras en un truck instalado en la plaza a Michel Angelo, de Florencia, donde además deleitan con Negroni a todos los que pasan por allí en estos días que anteceden al verano.

“Las tres mujeres del grupo estamos sacando Negroni a lo pavote, cada uno con su toque, y la gente aquí está fascinada”, cuenta.

El toque argentino

Acostumbrada a jugar y a sorprender con sus cócteles, De los Santos se inspiró en un reciente viaje a Sicilia para crear su Negroni “Vacanza” (vacaciones en italiano), cuya receta comparte.

“Usé gin, Campari y vermut. Agregué jerez como para aportarle cierta impronta española, añadí dos tipos de licores locales y terminé con albahaca, infaltable en la vida mediterránea. Y ¡a disfrutar!”, resume.

A continuación la receta del Negroni Vacanza, por Inés de los Santos:

-Ingredientes:

22ml de gin tipo London dry

30 ml de Campari

15 ml mandarinetto (licor de mandarina de Sicilia)

15 ml de Rosolio de bergamota (tipo de licor italiano menos alcohólico derivado de pétalos de rosa aunque ahora es muy difícil encontrarlo solo ya que se prepara con otros botánicos)

15 ml de jerez palo cortado (una variedad que no es tan dulce)

-Procedimiento:

Poner todo en un vaso mezclador enfriado con hielo, darle unos golpecitos, servir.

Agregar unas gotas de perfume de bergamota o cáscara de naranja y finalmente, poner las hojitas de albahaca.


Comentarios


Receta de una argentina para el clásico Negroni, un cóctel que cumple 100 años