Rechazaron la domiciliaria de Guglielminetti por Covid

El civil de Inteligencia conocido en Neuquén por los secuestros a universitarias y haber dejado sordo al docente Nano Balbo en la tortura en 1976 sigue detenido en el penal de Ezeiza.





La Cámara Nacional de Casación Penal revocó la prisión domiciliaria por riesgo de Covid que el Tribunal Oral Federal de Neuquén le había otorgado a Raúl Guglielminetti, uno de los 15 acusados en espera de juzgamiento para el séptimo juicio por delitos de Lesa Humanidad en Neuquén el mes que viene.

Aunque no fue establecida aún la fecha, el Tribunal Oral Federal estableció que el debate se abrirá los primeros días de noviembre, en la sede de Avenida Argentina al 1.600 en Neuquén.

Guglielminetti tenía autorizada la domiciliaria por los jueces de Neuquén, pero continúa en el penal de Marcos Paz porque está bajo la jurisdicción de otros jueces federales por más condenas por torturas, robos y secuestros durante la dictadura en otras jurisdicciones, donde le negaron la domiciliaria.

El martes la fiscalía de Neuquén –a cargo de Miguel Palazzani- logró el fallo de Casación, que dio marcha atrás con la decisión del 26 de marzo de 2.020 del juez federal Alejandro Cabral de Neuquén que otorgó el cumplimiento de la condena en su domicilio tanto a Guglielminetti como a otros sentenciados por delitos cometidos durante el terrorismo de Estado en la región.

Palazzani insistió ante la Casación porque la salud de Guglielminetti era buena y estaba sanitariamente contenido en el penal. Dijo que con una eventual salida el riesgo sería mayor  por los traslados que debía realizar hacia los centros de salud para controles médicos; en tanto destacó que la prisión domiciliaria “se oponía al interés de la sociedad” y de las víctimas de torturas por las que debía cumplir una condena de 15 años sólo en esta jurisdicción.

En otras causas, Guglielminetti tiene condenas unificadas en más de 25 años y es uno de los acusados más identificados por las víctimas en el próximo tramo, porque antes de ejecutar los secuestros o ser parte del equipo de torturas, compartió asiduamente los pasillos universitarios, peñas artisticas asambleas obreras y salía en LU5 como relator deportivo.

El fiscal recordó que Guglielminetti (que tiene 2 sentencias por delitos de lesa humanidad en la región) debe afrontar el juicio ahora por los secuestros de mujeres militantes del PRT en Neuquén, estudiantes universitarias que marcó de la carrera de Servicio Social y los artistas neuquinos que fueron llevados en los vuelos nocturnos de junio de 1976 al centro clandestino de Bahia Blanca, en la sede del V Cuerpo del Ejército.

Los jueces de Casación destacaron que si bien Guglielminetti (civil, que dijo ser periodista deportivo o personal de seguridad de la Universidad del Comahue pero cobraba por realizar Inteligencia para el Ejército) tiene más de 70 años y pertenece al grupo de riesgo de contraer coronavirus, los informes de septiembre indicaron que recibe atención clínica y periódica  “acorde a su salud” y que se tomaron los recaudos para evitar contagios en el penal.

Destacaron que el Estado Argentino está obligado por el derecho internacional y los compromisos asumidos en materia de derechos humanos a velar por el cumplimiento de las sanciones a los responsables de delitos de lesa humanidad cometidos en el país; y que por esta razón la prisión domiciliaria no corresponde para Guglielminetti.



Seguí Leyendo

Rechazaron la domiciliaria de Guglielminetti por Covid