Reclamaron para que el municipio congele el precio del boleto en Bariloche

Se concretó una caravana con manifestaciones en distintos barrios. El pedido es que no aumente la tarifa del transporte que está en revisión.

Una manifestación en formato de caravana que recorrió la ciudad de punta a punta repitió ayer por la tarde en cada barrio la consigna “no al aumento del boleto” y advirtió que “la sociedad está al límite y no puede pagar ningún tarifazo” en el transporte urbano.


Ximena Vera, una de las organizadoras de la convocatoria, pidió a las autoridades municipales “que escuchen al pueblo trabajador, al pueblo desocupado, a los que tienen hambre”. Advirtió que la empresa Mi Bus “recibe subsidios millonarios” y que el reclamo concreto de la marcha fue “que no se toque el boleto hasta que pase la crisis”.

Otro de los manifestantes, Héctor Cárdenas, recordó que la empresa “no rinde cuentas, no entrega los balances” y hay una causa por ese tema iniciada por la multisectorial del transporte que está “paralizada” en la Justicia. Señaló que la empresa “recibe millones, hace lo que quiere y no cumple ningún horario”.

La caravana de vehículos arrancó alrededor de las 15.30 desde la terminal de ómnibus, pasó por el centro, fue hasta Llao Llao y luego regresó a la ciudad pasando por Villa Los Coihues, El Pilar, la rotonda de Herman y Circunvalación y la escuela La Llave.

Al Centro Cívico llegó a las 18, con no más de una docena de autos, cuyos conductores hicieron sonar sus bocinas y exhibieron carteles que subrayaban la necesidad de garantizar “un transporte accesible”. Los participantes aseguraron que “fue muy importante la adhesión en los barrios y cruces”, adonde la gente se congregó de a pie, para adherir al reclamo.

Actualmente la tarifa plana en Bariloche es de 41 pesos, la empresa Mi Bus pidió llevarla a 95 pesos y el intendente Gustavo Gennuso anticipó su decisión de aplicar un incremento que no supere las últimas paritarias salariales las distintas actividades laborales, con lo cual llevaría el boleto a unos 57 pesos.

Dio señales de que la resolución respectiva ya está a la firma y la intención del gobierno sería que el nuevo tarifario entre en vigencia en los primeros días de julio.

Otro dirigente vecinal, Máximo Calfuquir, también se expresó en contra de un nuevo ajuste en el boleto. Tomó el micrófono en el Centro Cívico para señalar que los vecinos del Alto no podrían afrontarlo. “Los funcionarios tienen que entender que no podemos pagar el aumento del colectivo. Ni diez pesos ni un centavo. -señaló, entre aplausos-. No cobramos lo que cobran ellos”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Reclamaron para que el municipio congele el precio del boleto en Bariloche