Reclamo de petroleros abre una grieta en el sindicato de Pereyra

El titular del gremio se despegó de la protesta y recriminó que “no son las formas”. En Schlumberger ayer despidieron a unos 50 trabajadores involucrados en la medida.





Una protesta en dos de las principales empresas de servicios especiales de la Cuenca Neuquina amenaza con sumar un interrogante dentro del poderoso sindicato Petroleros Privados. El titular del gremio, Guillermo Pereyra, dejó en claro que no es una medida orgánica y que por tanto no peligra la conciliación obligatoria en el sector. Sin embargo la situación podría cambiar ya que ayer a última hora se conoció el despido de 50 trabajadores .

El reclamo lo llevan adelante operarios de Halliburton y Schlumberger quienes reclaman por lo que consideran una incorrecta liquidación de haberes, que en algunos casos significó la reducción de un 50% en sus recibos. Realizan una retención de tareas que, según al menos dos operadoras, ya tiene efectos en áreas como fractura, cementación y servicios especiales.

“El 30 de diciembre teníamos depositada la plata. Al no tener el recibo de sueldo es muy difícil saber lo que uno tendría que cobrar porque nosotros no es que tenemos un salario fijo, cambia mucho con las horas que hacemos en el campo”, explicaron los trabajadores de Halliburton, que pidieron reserva de sus nombres. Indicaron que los afectados son alrededor de 300, a excepción de los jerárquicos.

“Nos robaron las horas extras”, insistieron y aseguraron que el sindicato no está interviniendo: “los delegados lo ven de lejos”. Sostuvieron que la única respuesta que lograron hasta el momento desde el área de Recursos Humanos de la empresa es que si siguen con medidas “se van a poner fuertes, va a haber mano dura”.

Pereyra aclaró que “no es una medida del gremio. Se trata de un grupo que está por fuera del sindicato”. Además apuntó que “hay otras personas de afuera que son las que lo impulsan”.

“Son compañeros que se equivocaron. Estas no son las formas. Si bien no peligra la conciliación obligatoria (ver aparte), las empresas pueden tomar medidas. Si eso ocurre actuaremos, pero estas acciones no deben hacerse de este modo”, dijo el titular del sindicato antes de conocerse los despidos en una de las firmas.

Pereyra aseguró que sigue de cerca el tema a través de los delegados y confirmó que terminadas las reuniones programadas en Buenos Aires, viajará a la región para reunirse con los trabajadores que llevan adelante el reclamo.

Los operarios aseguraron que hasta “ayer (por el lunes) nadie vino a hablarnos, o a aconsejarnos. Más allá de que nosotros llamamos a la prensa, seguramente están enterados, pero no vemos un aval (del sindicato), apoyando en este sentido. Si ellos quieren apoyarnos, quieren darnos una idea, quieren ayudar, son bienvenidos”, contaron.

Los telegramas que recibieron los operarios hacen referencia directa a la protesta que se realiza desde el 2 de este mes en la base de Añelo.

En números

Datos

Los telegramas que recibieron los operarios hacen referencia directa a la protesta que se realiza desde el 2 de este mes en la base de Añelo.
300
operarios son los que están con medidas de fuerza en la base de Añelo de la firma Halliburton.
1.500
trabajadores recibieron telegramas de despidos tras el anuncio de YPF de retirar unos 33 equipos de la cuenca.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Reclamo de petroleros abre una grieta en el sindicato de Pereyra