Recordaron a Valeria Coppa a dos meses del femicidio

Familiares y amigas de la víctima se reunieron el viernes en la plaza de la Catedral, donde la mujer fue asesinada por su expareja.



El femicidio de Valeria Coppa ocurrió el 29 de enero pasado. Archivo

El femicidio de Valeria Coppa ocurrió el 29 de enero pasado. Archivo

Familiares y amigos recordaron a Valeria Coppa en un sencillo acto, cargado de emoción y profunda tristeza. Se reunieron el viernes en la plaza de la Iglesia Catedral antes de que caiga la tarde.

Allí, Valeria y su expareja Mariano Cordi se vieron la tarde del 29 de enero pasado. Allí, Cordi le disparó con un arma de fuego, calibre 22, en la cabeza a Valeria, que estaba indefensa.

Algunos familiares que asistieron al acto no habían estado en ese sitio desde que ocurrió la tragedia. Por eso, fueron minutos de mucha angustia. Los padres de Valeria expresaron el dolor que llevan a cuestas. Una herida que dos meses después del femicidio de su hija sigue abierta.

“Para mi venir acá es algo medio chocante por todo lo acontecido, pero estoy muy agradecido por todos los familiares y amigos y amigas de ella llegaron hasta acá para acompañar a la familia”, expresó Juan Carlos Coppa, padre de la víctima al portal ANB.

“Nosotros esperamos que la justicia se cumpla como se tiene que cumplir, que no sea algo ficticio”, sostuvo.

Cordi se encuentra detenido en el hospital de la cárcel federal de Ezeiza, en Buenos Aires.

El imputado fue trasladado el 9 de marzo hacia esa unidad penitenciaria para recibir el tratamiento médico indicado y para completar su recuperación tras la craneotomía que se le hizo para extraer el proyectil, que tenía alojado en la cabeza luego de que intentara quitarse la vida.

Fuentes judiciales informaron ayer que Cordi está siendo asistido por un grupo de especialistas. Desde el penal de Ezeiza indicaron que el interno está evolucionando en forma favorable.

Mientras, la investigación sigue adelante. La fiscal Betiana Cendón espera el resultado de una pericia sobre el celular del imputado para recolectar evidencias.

Además, recibieron declaraciones de testigos que conocieron a la víctima y la relación que tenía con Cordi. La fiscalía necesita pruebas para acreditar la violencia de género que sufría Valeria. Ocurre que no hay ninguna denuncia penal de Coppa contra Cordi.

Las fuentes aseguraron que el sujeto estaba obsesionado con Valeria, que había cortado la relación a principios de enero último. Pero seguían en contacto.

Señalaron que Cordi ayudaba económicamente a Valeria, pero evaluaron que era una forma de que la mujer dependiera del sujeto a pesar de que ya no eran pareja.

La víctima trabajaba en el Caina, pero el salario no alcanzaba. Valeria tenía a su cargo a sus dos hijos.

Los investigadores tienen los mensajes del celular de la víctima donde están los mensajes que cruzaron las horas previas al femicidio. De esas comunicaciones surge que el encuentro en la Catedral fue acordado.

También, recuperaron el aviso de Valeria que le comunicaba a Cordi que había iniciado una nueva relación. Sospechan que ese mensaje desató la furia de Cordi, que planificó ejecutar su plan macabro. Por eso, llevó el arma de fuego a la cita con Valeria y le disparó en la cabeza y la mató.

La fiscalía formuló cargos el 7 de marzo pasado. Cordi compareció en silla de ruedas, con barbijo y un casco de ciclista en la cabeza porque aún no tenía el hueso frontal del cráneo que se le extrajo en la cirugía. Cendón lo acusó por el femicidio de Valeria. La querella adhirió a la acusación de la fiscal y el defensor particular del imputado no se opuso.

El juez Juan Martín Arroyo admitió los cargos contra el imputado y autorizó 4 meses para completar la investigación. También dispuso el traslado de Cordi al penal federal de Ezeiza porque ninguna de las unidades penitenciarias de la provincia está en condiciones de garantizar el tratamiento que requiere Cordi.


Comentarios


Recordaron a Valeria Coppa a dos meses del femicidio