Redadas masivas contra ETA en el País Vasco tras nuevo atentado

Detuvieron a 15 personas, pero liberan a 13.



Madrid (EFE).- La infraestructura de ETA en el País Vasco recibió ayer otro duro golpe con la detención de 15 personas, horas después del atentado con coche-bomba en San Sebastián que costó la vida a dos trabajadores, enterrados en las últimas horas.

Sin embargo, horas después, fueron liberadas 13 de los detenidos, aunque la policía indicó que la operación policial que sigue abierta.

Varios de los detenidos son miembros del “comando Donosti”, uno de los más activos de ETA, con 19 atentados y 7 asesinatos desde que la banda armada rompió en diciembre de 1999 un alto el fuego de 15 meses (periodo con 26 personas asesinadas en España). Así lo confirmó el consejero de Interior del Gobierno regional vasco, Javier Balza, quien informó de que las detenciones se produjeron en distintas localidades de Guipúzcoa.

Balza explicó que la actuación de la Ertzaintza (policía regional vasca) es fruto de “una investigación previa” al atentado de ayer y que se puso en marcha al entender que la pasada madrugada era el mejor momento para ejecutarla.

El consejero no precisó si alguno de los arrestados está relacionado con la explosión del coche-bomba que ayer mató a José Angel Santos y Josu Leonet cuando se dirigían a su trabajo, en un atentado que iba dirigido contra el edil socialista Iñaki Dubreuil. Otras cuatro personas – entre ellas Dubreuil – resultaron heridas a consecuencia de ese atentado, dos de los cuales, Igor Larrea y José Ignacio Urrestarazu, siguen ingresadas en estado muy grave.

En un principio se informó de que las detenciones de las últimas horas tenían que ver con el atentado con bombas cometido en la medianoche del jueves contra un centro de menores de en la localidad de Zumárraga, esto fue posteriormente desmentido por el Ejecutivo vasco.

Este golpe a ETA sucedió en pocas horas a la detención en Francia del jefe del “aparato militar” de ETA, Javier García Gaztelu, alias Txapote, el hombre “que decidía quién iba a vivir y quién no”, en palabras del delegado del gobierno en el País Vasco, Enrique Villar.

En repulsa al último atentado etarra, miles de personas se sumaron al mediodía de ayer a las concentraciones silenciosas convocadas frente a los ayuntamientos de todo el país.

El ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, felicitó a la policía francesa por la detención “Txapote”, auguró que “el día de ayer tendrá una marcada influencia en el futuro” y subrayó la “brutalidad y precipitación” con la que actúa ETA últimamente.

“No es nuevo tras la tregua, pero ayer esa precipitación y brutalidad, esa manera chapucera y brutal de actuar casi marcan un récord”, dijo el ministro, quien se refirió a la ETA de ayer como “una organización básicamente descontrolada”.

Mayor Oreja dijo que la caída de “Txapote”, tras las detenciones en los pasados dos años de su antecesor, José Javier Arizkuren Ruiz, y el considerado “número 1” de ETA, Iñaki de Rentería, “significa que los periodos y ciclos de ETA se acortan y se abrevian”. “Nada es casual. No lo han sido las detenciones de ayer y tampoco lo es el descontrol de ETA. Son tendencias irreversibles”, añadió el titular de Interior, quien, no obstante, evitó el triunfalismo y advirtió de que “no estamos en el final” del terrorismo en España.

Jaime Mayor Oreja hizo ayer posiblemente su última comparecencia como Ministro de Interior antes de convertirse en candidato del PP a la presidencia del gobierno vasco. Respecto a su futuro político, el ministro de Interior desde que el Partido Popular (PP) llegó al poder, en 1996, señaló que hay que esperar a la confirmación de su candidatura a la presidencia del gobierno vasco la próxima semana.

La policía se concentra en la agenda de “Txapote”

La policía francesa ha confiscado una agenda al presunto jefe de los comandos de ETA Francisco Javier García Gaztelu, “Txapote”, y registrado la vivienda del francés Stephane Robidart, con el que fue detenido ayer en Anglet, informaron hoy a EFE fuentes policiales.

Las fuentes precisaron que se trata de una agenda en euskera, que pese a contener seguramente gran número de claves, aportará sin duda “datos muy interesantes” a los investigadores.

“Txapote” no tuvo tiempo de desprenderse de ella cuando fue sorprendido por la policía francesa, agregaron las fuentes en Bayona (País Vasco francés), en cuya comisaría permanece detenido el dirigente etarra, a la espera de su traslado a París para pasar a disposición judicial.

Fuentes policiales indicaron que al supuesto jefe de los comandos de ETA se le incautaron también las llaves de un automóvil que se intenta localizar y que no eran las del vehículo confiscado el jueves, un Audi con matrícula falsa de Navarra.

Los investigadores siguen buscando huellas en este automóvil, mientras que la policía busca una vivienda que habría sido utilizada por “Txapote” en el suroeste de Francia, explicaron las fuentes.

Añadieron que ese sería uno de los motivos por los que el hasta ayer presunto máximo responsable del aparato militar de ETA sigue retenido en Bayona.

Según varias fuentes, “Txapote” no está respondiendo -como suele ser habitual- a los interrogatorios de la policía francesa, a los que asisten agentes españoles, que ayer presenciaron su apresamiento.

Al momento de su arresto, llevaba además 12.000 francos (unos 2 mil dólares), documentación falsa y un arma automática de nueve milímetros que no utilizó ya que al ser detenido no opuso resistencia.

Por otro lado, agentes de la DNAT (división nacional antiterrorista), que tomó las riendas de las pesquisas, registraron la vivienda en Hendaya (fronteriza con España) del francés Stéphane Robidart, de 40 años.

En esa vivienda se hallaron documentos “interesantes”, así como un disquete y un ordenador que está siendo examinado

Curiosamente Robidart, quien estuvo veinte días en la cárcel en 1993 por actuar presuntamente de enlace y correo de ETA, pero fue puesto en libertad después por falta de pruebas, es jefe de equipo en la fábrica de muebles Sokoa.

La cooperativa de Sokoa fue en 1986 escenario de un duro golpe contra ETA ya que en ella la policía halló un arsenal y documentos sobre la financiación del grupo y detuvo al entonces dirigente José Arrieta Zubimendi, “Azkoiti”. De aquellos papeles la policía dedujo que “Josu Ternera” era entonces el responsable político de ETA.

Marchas de repudio

San Sebastián, España (EFE).- Miles de personas volvieron a salir ayer a la calle en San Sebastián para condenar los últimos asesinatos de ETA, que el jueves mató a dos personas y dejó heridas a otras cuatro en un barrio de esta ciudad del norte español.

Encabezada por una pancarta con el lema “Paz y libertad, ETA no”, unos 20.000 manifestantes recorrieron el centro de la ciudad vasca en una marcha convocada por los partidos políticos democráticos, instituciones sociales y sindicatos. La marcha multitudinaria discurrió en silencio, solo interrumpido con gritos de “Basta ya”, “ETA fuera” y “Con los fascistas no hay de qué hablar”, y fuertemente custodiada por la policía.

Tras la pancarta de cabeza desfilaban el presidente regional vasco, Juan José Ibarretxe, y los líderes del Partido Popular (PP) Carlos Iturgaitz y socialista (PSOE) Nicolás Redondo Terreros, entre otros dirigentes políticos, sindicales, además de representantes de instituciones y organizaciones pacifistas. En el lugar del atentado del jueves, una concurrida zona cercana a la estación de ferrocarril , se manifestaron trabajadores de la empresa donde estaban empleados los dos fallecidos.

A lo largo de todo el día, los españoles pidieron a ETA que ponga fin a su lenguaje sanguinario y se concentraron en silencio frente a los ayuntamientos del país.En Madrid cientos de personas permanecieron en la Puerta del Sol agrupados frente a una pancarta con la leyenda “Contra la violencia: ¡No matarás!”


Comentarios


Redadas masivas contra ETA en el País Vasco tras nuevo atentado