Regina: padres y docentes indignados por el desborde cloacal en un jardín



Desborde cloacal en el Jardín 28 de Villa Regina. Foto: Néstor Salas.

Desborde cloacal en el Jardín 28 de Villa Regina. Foto: Néstor Salas.

Padres y docentes del Jardín 28 de Regina reclamaron al municipio reginense soluciones a un desborde de líquidos cloacales en las puertas del establecimiento ubicado en el barrio Modelo con el cual conviven desde hace tres semanas, y la remediación del sector afectado por la presencia de líquidos.

Ayer el municipio completó tareas de reparación que habían iniciado en el lugar el día anterior, por lo que se eliminó la presencia de aguas servidas en un sector de vereda próximo al acceso al edificio escolar; aunque no obstante, según indicaron desde el Jardín 28, se presentaron nuevos inconvenientes con el afloramiento de líquidos en los baños internos del edificio.

El reclamo obedeció a los riesgos de infección por la constante presencia de líquidos cloacales sobre el sector donde se encuentra la vereda pública, dado que muchos de los nenes que concurren a este establecimiento y sus padres, circulan por el lugar. Esto a su vez afecta a los alumnos que concurren a la escuela primaria 265, lindera al Jardín 28.

“El riesgo es que los chicos pisan esos líquidos y no solo los traen hacia el interior del edificio del jardín, sino que también cuando salen los llevan en sus zapatillas cuando van hacia sus casas. Existe un gran riesgo por el contacto con estos líquidos” apuntaron desde el establecimiento educativo.

“Desde hace tres semanas que en la puerta del jardín hay un desborde del sistema cloacal y todo lo que ello conlleva, no solo a los niños, sino también para todas las personas que transitan por el lugar”, apuntaron en una nota que elaboraron los padres de los alumnos del turno mañana y tarde que concurren al jardín.

Agregaron que “nuestros hijos pasan constantemente por ese lugar caminando, con bicicletas e incluso con sillas de ruedas, llevando el barrio de la tierra removida en las zapatillas, botas y ruedas”, al tiempo que remarcaron que “desde la institución se han realizado todas las gestiones pertinentes sin tener respuestas favorables y una solución al problema de manera urgente”.

Por su parte desde el establecimiento de nivel inicial indicaron que el problema no es nuevo, sino que desde hace tiempo se viene reiterando los inconvenientes con la obstrucción de las cañerías en las puertas del jardín y como consecuencia de ello el desborde de los líquidos.

“En diversas oportunidades se hizo el reclamo, incluso se llegó hasta el gobernador Weretilneck para plantearlo, y la respuesta que obtenemos por parte del municipio es que no existen planos de las cañerías del sector, donde además se encuentra una estación elevadora de líquidos desde donde emanan olores nauseabundos” apuntaron.

A partir de los constantes reclamos, a lo que se sumó el pedido de padres de los chicos que concurren al jardín, ayer el municipio realizó la reparación con la anulación de una pileta ubicada en cercanías de la planta elevadora de líquidos. Comentaron que también se solicitó la remediación de los terrenos que se vieron afectados por los desbordes cloacales y la instalación de un sistema de venteo en la estación elevadora con el fin de evitar la emanación de olores en el lugar.


Comentarios


Regina: padres y docentes indignados por el desborde cloacal en un jardín