Renuncia de Monti sacude mercados y preocupa a Europa

Italia vive este día bajo el fuego de los mercados ante el posible regreso al poder de Silvio Berlusconi y la renuncia del tecnócrata primer ministro Mario Monti, artífice de la estabilidad, quien intentó minimizar el clima de tempestad financiera.





#

Foto AP

CRISIS POLÍTICA DE ITALIA

El anuncio de la dimisión del primer ministro italiano, Mario Monti, por falta de apoyo del partido de su antecesor, Silvio Berlusconi, sacudió hoy los mercados y desató reacciones negativas de funcionarios europeos, reflotando temores por el futuro de la tercera economía del euro.

El propio Monti, que dejará el cargo tras la aprobación de la ley presupuestaria, que se prevé se votará en Navidad, admitió hoy su preocupación por lo que pueda ocurrir en su país, aunque luego dijo que no hay que dramatizar las reacciones de los mercados y que confía en la responsabilidad del futuro gobierno italiano.

Monti agregó que por ahora no piensa presentarse a los comicios, que se espera sean adelantadas a febrero, y que aplicará todos sus esfuerzos a completar el tiempo que le queda a su mandato, que asumió el año pasado por presión de los mercados cuando Italia parecía encaminada a un difícil rescate o un default.

El tecnócrata Monti se había erigido en “defensor del riesgo país” después de haber heredado su puesto en noviembre, cuando dimitió Berlusconi y la prima de riesgo rondaba los 575 puntos.

Al frente de un gobierno sin políticos, Monti aplicó un duro ajuste recomendado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Berlusconi criticó su política, que profundizó la recesión, y se espera que lleve a cabo una campaña contraria a estos ajustes.

El anuncio de renuncia de Monti, que se produciría antes de fin de año, provocará la inmediata disolución de las cámaras legislativas y la convocatoria a nuevas elecciones.

La respuesta de los mercados no se hizo esperar, y el riesgo país italiano se disparó por encima de los 360 puntos tras haber cerrado el viernes en 323 después de una semana que había descendido hasta los 300 puntos.

La Bolsa de Milán, por su parte, se desplomó un 2,20%, mientras que algo similar sucedió con el rendimiento de los bonos, cuyas tasas treparon de 4,5% a 4,8%.

Los analistas esperan que la tendencia siga esta semana, al menos a corto plazo. Las miradas se centran ahora en dos subastas de bonos este miércoles y jueves.

“Italia debería ser muy cautelosa para no erosionar el capital de credibilidad acumulado por el gobierno (del primer ministro) Monti”, señala en una nota a sus clientes hoy el banco Barclays Capital, según informó la agencia de noticias DPA.

En tanto, países y funcionarios de la Unión Europea (UE) manifestaron su preocupación ante la incertidumbre política en Italia, que amenaza la estabilización que se había conseguido en ese país, y por extensión en la zona euro, en medio de la gran crisis de deuda continental iniciada hace cuatro años.

Alemania, el socio más influente de la UE y la economía número uno del euro, pidió a Italia que no deshaga el trabajo hecho.

“Esperamos que Italia siga cumpliendo en su totalidad con todas las obligaciones acordadas con Europa y continúe el camino reformista que ha comenzado”, dijo una portavoz del ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Italia es la tercera mayor economía de la eurozona y los fondos de rescate del bloque son demasiado pequeños para rescatarla en caso de que no pudiera seguir financiándose en los mercados.

También el ministro de Economía español, Luis de Guindos, mostró su preocupación por los efectos de la situación de Italia en su país, después de que la prima de riesgo española volviera a dispararse y trepara hoy a los 440 puntos básicos, frente a los 416 con los que cerró el viernes.

“No hay alternativa a lo que está haciendo el señor Monti”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy desde Oslo, donde se encuentra para la entrega del Premio Nobel de la Paz.

En declaraciones a la prensa en Oslo, el premier italiano dijo que las reacciones de los mercados “no deben ser dramatizadas” y se mostró confiado en que el nuevo gobierno que salga de las próximas elecciones generales de Italia “será altamente responsable” y orientado hacia Europa.

En un momento de su comparecencia ante los periodistas junto al primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, el ex comisario europeo insistió en que “los mercados no deben temer un vacío” de poder en Italia, informó la agencia de noticias EFE.

Sobre su posible candidatura a las próximas elecciones generales, Monti afirmó que en este momento no considera esa posibilidad y destacó que sus esfuerzos ahora están destinados a completar el tiempo que le queda de mandato.

Antes, en una entrevista publicada hoy por el diario italiano La Repubblica, Monti se había manifestado “muy preocupado”.

“Si tengo que expresar mis sentimientos ahora, tengo que decir que estoy muy preocupado”, señaló Monti, quien agregó que decidió anunciar su dimisión en un fin de semana para darle a los mercados tiempo para digerir “la eventual caída”.

Mientras tanto, hoy se conocieron los datos del tercer trimestre en Italia, en el que la economía siguió contrayéndose.

De julio a septiembre el Producto Interno Bruto (PIB) cayó 0,2 por ciento respecto del trimestre anterior, según la oficina de estadísticas Istat, con lo que la economía italiana lleva ya un año en recesión.

En comparación con el mismo periodo de 2011, el PIB se contrajo 2,4 por ciento

Fuente: agencias


Comentarios


Renuncia de Monti sacude mercados y preocupa a Europa