Renunció hace más de una década al Poder Judicial y regresa como juez en Bariloche

Se trata de Víctor Gangarrosa, que fue elegido por mayoría este martes por el Consejo de la Magistratura de la Tercera Circunscripción. En 2017 había quedado en el camino en una polémica decisión. También, designaron a una defensora penal.





El 17 de agosto del 2017, el abogado Víctor Gangarrosa tenía casi todas las fichas para ser designado juez de garantías por el Consejo de la Magistratura de la Tercera Circunscripción. Había que cubrir tres vacantes y después de las instancias de evaluación habían quedado tres postulantes en carrera: Romina Martini, Juan Martín Arroyo y Gangarrosa, que habían superado el puntaje requerido. La cuenta era sencilla.

Los consejeros designaron a Martini para cubrir la primera. Después, ungieron a Arroyo. Quedaba definir la tercera vacante. No había mucho misterio. Todo indicaba que Gangarrosa era número puesto. Pero ocurrió algo inesperado. La mayoría de los consejeros mocionaron por declarar desierto el concurso y el abogado, que por entonces vivía en una provincia del norte del país, se quedó con el traje puesto.

El postulante no era un desconocido para los abogados y jueces de Bariloche. Había sido empleado de la justicia rionegrina hasta 2009 y después renunció envuelto en una controversia con el titular del juzgado de Instrucción 4, Ricardo Calcagno, que se transformó en el comentario de pasillo en el edificio de Tribunales de la calle John O´Connor al 20.

Ricardo Apcarian presidió esa polémica sesión del Consejo de la Magistratura de agosto de 2017. Era el titular del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, y votó casi en soledad por la nominación de Gangarrosa como juez de garantías. Solo el entonces legislador provincial del Frente de Todos Alejandro Ramos Mejía lo acompañó. Los 6 consejeros restantes votaron por declarar desierto el concurso. Gangarrosa se anotó en otros concursos, sin poder lograr ser elegido.

Cuatro años y un mes después, Gangarrosa y Apcarian volvieron a verse en una sesión del Consejo de la Magistratura. Ocurrió este martes en Bariloche. Pero los consejeros fueron otros, excepto el legislador provincial oficialista Facundo López.

Esta vez Gangarrosa ganó el concurso y fue designado juez de garantías por el Consejo de la Magistratura. Aunque en la previa hubo un condimento llamativo. El defensor oficial Marcos Cicciarelo renunció de manera sorpresiva a su postulación. Fuentes judiciales informaron que Cicciarelo había presentado este martes a primera hora de la mañana una carta dirigida a Apcarian en la que explicó que había decidido continuar en su puesto, “en atención a la importancia social que ese rol tiene en esta comunidad”. El concursante estaba citado a las 9.30 para la entrevista personal. Desistió.

El comunicado oficial informó que el Consejo de la Magistratura de la Tercera Circunscripción designó este martes a Natalia Araya como defensora oficial y a Gangarrosa como juez de garantías. En el caso de Araya fue la única postulante al cargo y fue elegida por mayoría.

«La sesión se desarrolló en la sala Pefaure cumpliendo con el protocolo sanitario para recibir las entrevistas a los postulantes a ambos cargos», comunicaron.

Antes de las entrevistas a los postulantes, Apcarian, en su carácter de presidente del Consejo, tomó juramento a los y las profesionales que renovaron la representación del Colegio de Abogados de Bariloche en el organismo. Asumieron las abogadas Griselda Ingrassia, María Olmedo Murúa y Juan Garrafa como representantes titulares en el Consejo, mientras que sus colegas Lorenzo Raggio, Silvina Vargas y Miguel Steiner juraron como consejeros suplentes.

Los titulares participaron de la sesión junto con los legisladores provinciales de Juntos Julia Fernández y López y Pablo Barreno, del Frente de Todos.

En la elección de la defensora actuó el fiscal general Fabricio Brogna, en representación del Ministerio Público, y Marcelo Álvarez Mellinger para el concurso del juez de garantías. A la entrevista para juez de garantías se presentaron tres de los cuatro aspirantes que habían superados las etapas previas: el fiscal Inti Isla, el abogado Alejandro Pschunder y Gangarrosa, que fue elegido por mayoría.

El candidato designado había ganado además la elección en el Colegio de Abogados de Bariloche. Aunque ese resultado no siempre los abogados consejeros lo respetan.

Gangarrosa regresa después de más de una década al Poder Judicial de Río Negro con el cargo de juez, con una remuneración superior a los 250.000 pesos, porque a los magistrados y funcionarios se les reconoce la antigüedad desde que se recibieron. Aunque deberá pagar el Impuesto a las Ganancias como lo establece la ley sancionada en 2017.


Comentarios


Seguí Leyendo

Renunció hace más de una década al Poder Judicial y regresa como juez en Bariloche