Respiro para la región: seis semanas con la curva de covid-19 en baja

Río Negro termina noviembre con datos similares a los que registró en septiembre. Neuquén tuvo una abrupta caída, con un tercio de los contagios que hubo en octubre. A pesar de la tendencia, piden mantener los cuidados.

El gobierno rionegrino alentó a seguir usando el barbijo.

El gobierno rionegrino alentó a seguir usando el barbijo.

Río Negro completará hoy su semana epidemiológica 48 en el marco de la pandemia por covid-19. Y si continúa la tendencia que se registra desde mediados de octubre, los nuevos casos estarán en el nivel de la primera semana de septiembre, cuando se acumularon 1.535 contagios.

El pico del coronavirus en la provincia se dio en la semana epidemiológica 42, entre el 11 y el 17 de octubre, cuando el sistema sanitario reportó 2.626 positivos.

Desde el 18 de octubre –las etapas se contabilizan de domingos a sábados– la curva rionegrina empezó su recorrido descendente, con 315 casos menos que la semana más alta. Luego se pasó a 2.151 contagios y en la semana 45 –que empezó el 1 de noviembre– se bajó del umbral de los 2.000 casos.

Las estadísticas oficiales de la provincia tienen su punto de partida en la semana epidemiológica 10 –del 1 al 7 de marzo– con el primer positivo el 6 de marzo y con cambios bruscos en dos instancias: la semana 32, cuando se acumularon 899 casos, un 78,3% más que la semana anterior; y en la semana 40, cuando el salto fue del 28% y se abrió la etapa más compleja de la pandemia, que se extendió por tres semanas hasta mediados de octubre.

Ese pico de contagios provocó dos semanas después, del 25 al 31 de octubre, el número más alto de fallecidos en la pandemia, con 61 vidas perdidas.

Tiempo de duplicación

La mayor tranquilidad en el escenario también se advierte en el dato sobre el tiempo estimado de duplicación de casos. Al principio de la pandemia el número que marcaba si una provincia o región estaba complicada era 15. Esta semana Río Negro llegó a tener días con tiempo de duplicación estimado en 116 días.

Desde el Ministerio de Salud de la provincia fueron cautelosos al principio, pero esta semana reflejaron su satisfacción por la menor cantidad de contagios a nivel provincial.

El miércoles se emitió un comunicado en el que se resaltó la consecución de jornadas con más altas que casos nuevos.

Esa característica se dio desde el 14 al 25 de noviembre, permitiendo una baja de casos activos de aproximadamente el 23%.

Recién este jueves se interrumpió esa tendencia, cuando se reportaron 277 confirmados y 271 curados.

El ministro de Salud, Fabián Zgaib, destacó el descenso registrado e instó a continuar con las medidas de bioseguridad, distanciamiento y uso de barbijo para seguir por este camino.

“Hay ciudades en las que la baja de contagios es notoria, por eso debemos seguir con los cuidados y la responsabilidad individual. No terminamos de conocer al virus, pero quedó demostrado que con responsabilidad y cumpliendo las normas los contagios bajan”, agregó.

Por último, resaltó y agradeció a todo el personal de salud por el incansable trabajo en el cuidado y seguimiento de pacientes con covid-19 a lo largo de estos nueve meses.


Terapias al 71% en Neuquén, luego de pasar octubre al 99%


El 29 de septiembre la provincia de Neuquén registró una ocupación en unidades de cuidados intensivos que era del 99%, en el contexto de la pandemia por el nuevo coronavirus. Esa cifra se mantuvo hasta el 28 de octubre, cuando descendió apenas seis puntos. Dos días después volvió a trepar al 98% y recién se ubicaría en el 89% el 17 de noviembre. Ayer era del 68%.

Este descenso considerable que se evidencia en la actualidad en la ocupación de este tipo de camas -preparadas para los cuadros graves- se corresponde también con otros indicadores. En la provincia el tiempo de duplicación de casos -es decir la velocidad en la que crecen los contagios- hoy es de 116,7 días. El 29 de septiembre era de 15,8.

A esto hay que sumarle que dos ciudades grandes del departamento Confluencia ya no registran circulación comunitaria del virus: Centenario y Senillosa. En esta situación epidemiológica continúan Plottier, Zapala, Cutral Co, Plaza Huincul, ciudad de Neuquén, Rincón de los Sauces y recientemente se agregó San Martín de los Andes.

“Tenemos la terapia llena, pero no de covid, me queda un solo paciente con covid activo y deben quedar unos tres o cuatro ya recuperados que todavía siguen en terapia, y no hemos tenido ingresos nuevos”, explicó Rodrigo Rabuffetti, director de la clínica Cmic de la capital.

Afirmó que la merma en los casos comenzó en la segunda quincena de noviembre, y que claramente los peores meses de la pandemia para la provincia fueron septiembre y octubre.

“Hay un determinado pico que tiene que ver con la tasa de contagio y después ese pico se empieza a amesetar y a bajar lentamente, lo que no quiere decir que no haya más contagios, pero ya no es explosivo, entonces el sistema puede responder mejor y no colapsa. Esto es una apreciación personal, yo creo que tenemos riesgo de tener un pico nuevamente nosotros en febrero- marzo. Se ha liberado mucho el turismo y yo creo que eso nos va a traer un rebrote, porque se va a vacunar solo al personal de salud y de seguridad, digamos, no creo que la vacuna llegue a inmunizar a todos antes de septiembre”, indicó Rabuffetti.

Añadió que “en el laboratorio nuestro estábamos haciendo 80 determinaciones por día de covid (test de PCR), y ahora estamos en 15 con mucha suerte, eso nos muestra que hay un descenso de contagio y de casos positivos”.

Juan Peláez es el director de la clínica Pasteur de Neuquén, uno de los sanatorios con más disponibilidad de camas de terapia intensiva del sector privado. Coincidió en que es evidente la disminución de consultas por guardia y también de permanencia en el primer piso, donde están los pacientes que requieren internación, pero no respirador.

También se redujeron, dijo, las derivaciones de otros establecimientos de salid.

“Llega un momento que hay un pico y después empieza a disminuir. Imagino que llegamos a ese pico y por esa razón empezó a disminuir, porque cayó no solo la ocupación de las camas, sino que está disminuyendo la cantidad de contagios, día a día, estábamos en 600/500 y ahora estamos otra vez en números de 200”, planteó.

De las 57 localidades que tiene la provincia, solo 11 no han registrado hasta el momento casos positivos. Estas son: Coyuco-Cochico, Octavio Pico, Pilo Lil, Quili Malal, Ramón Castro, Varvarco-Invernada Vieja, Villa Curi Leuvú, Villa del Nahueve, Villa Traful, Guañacos y Los Chihuidos.


Bariloche y Viedma, con presentes diferentes


Más allá de la situación global de la provincia, en cada región se viven particularidades con respecto a la evolución de los contagios.

En este momento el escenario más preocupante se da en Bariloche, con un aumento de casos activos durante los últimos días.

Viedma tuvo en septiembre esas jornadas tensas, pero en los últimos días la pandemia dio un respiro.

El informe conocido el jueves a la noche registró 7 nuevos contagiados y 96 curados para llevar el número de activos a 296.

Este panorama reafirma la visión de la curva descendente, aunque autoridades y vecinos saben que no deben bajar la guardia.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Respiro para la región: seis semanas con la curva de covid-19 en baja