Rige el decreto por la segunda ola: los cambios en la región serán mínimos

Desde hoy están vigentes las medidas anunciadas por el presidente Fernández. Carreras adelantó que bares y restaurantes deberían cerrar a las 24.

La gobernadora y el ministro del Interior, ayer por la tarde en Bariloche.

La gobernadora y el ministro del Interior, ayer por la tarde en Bariloche.

El decreto nacional que impuso nuevas restricciones para la circulación en zonas de alto riesgo sanitario, que limitó la cantidad de personas para reuniones sociales y que vedó -entre otras actividades- los viajes de egresados, ya está vigente. Sin embargo, los gobiernos de Río Negro y Neuquén demoraron sus resoluciones y todo indicaba ayer que los cambios en la vida cotidiana de la región serán mínimos, con respecto al escenario planteado desde fines del año pasado.

Desde las 0 de este viernes, el DNU 235/21 tiene validez legal y en consecuencia, tomaron vigor las disposiciones con las que se busca contener el avance de la segunda ola de coronavirus en todo el territorio argentino.

En sus líneas principales, ese instrumento firmado por el presidente Alberto Fernández establece una serie de pautas de alcance nacional, entre las que se destacan la suspensión de las reuniones sociales en domicilios particulares de más de diez personas, los viajes de egresados, de jubilados, de estudio, para competencias deportivas no oficiales, de grupos turísticos y de grupos para la realización de actividades recreativas y sociales.

Otro artículo fomenta el teletrabajo para aquellos casos en los que la actividad laboral permita esta modalidad, con excepciones para las áreas esenciales de la administración pública.

Con las clases presenciales ratificadas y la circulación entre las 0 y las 6 vedada para aquellos lugares del país con alto riesgo epidemiológico y sanitario (Río Negro y gran parte de Neuquén están fuera de ese segmento), el decreto prevé también que las actividades económicas, industriales, comerciales y de servicios se mantengan, siempre y cuando cuenten con un protocolo de funcionamiento aprobado por la autoridad sanitaria.

Las nuevas reglas se conocieron oficialmente a primera hora de la tarde, aunque ya habían sido adelantadas por el presidente Fernández el miércoles.

Ese anticipo permitió a los gobiernos provinciales abrir desde ayer a la mañana las rondas de consultas con los respectivos actores públicos y privados, para definir los pasos a seguir.

En Río Negro, el vicegobernador Alejandro Palmieri encabezó antes del mediodía un encuentro con referentes de cámaras empresariales y por la tarde intercambió -junto a ministros- opiniones con los intendentes de la provincia.

Por su parte, la gobernadora Arabela Carreras dialogó ayer con el ministro del Interior de la Nación, Eduardo De Pedro, quien arribó a Bariloche durante la tarde.

Luego de ese encuentro surgieron los primeros esbozos de los cambios mínimos que realizaría Río Negro sobre su estrategia actual ante el coronavirus.

En una gacetilla oficial se resaltó la importancia de la ronda de consultas iniciada ayer con el sector empresario. “Acordamos que debemos defender la actividad privada y el proceso económico tiene que mantenerse, porque recién ahora se está recuperando lentamente”, dijo Carreras.

“Se habló de controlar más la nocturnidad, reducir las horas de circulación y hay un principio de acuerdo en torno a cortar la actividad de bares y restaurantes a las 00, para que a la 1 ya corte el movimiento en las calles”, agregó la mandataria.

Fuentes del Ejecutivo agregaron que las primeras decisiones oficiales se conocerían hoy, después de evaluar los intercambios mantenidos durante la jornada de ayer.


Salir con el ticket y "burbujas regionales"


El presidente de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro, Walter Sequeira, planteó la necesidad de no acortar los horarios de cierre actuales para el sector gastronómico de la provincia, algo que no tuvo recepción plena, según las declaraciones posteriores de la gobernadora Carreras.

Antes de la reunión de ayer al mediodía, el referente de la Feern dijo que "vamos a pedir que el horario sea a la 1 de la mañana, que el cliente se vaya con el ticket, y que tenga media hora para llegar a su casa".

Puso énfasis en la situación de la actividad gastronómica "para que no se pierda tanta cantidad de puestos de trabajo" porque "cuando se habla de las diez de la noche hay provincias que podrán hacerlo y otras que no".

La Feern también destacó que "las provincias de Río Negro y Neuquén no tienen actualmente un riesgo epidemiológico alto" y "en ese sentido, y de avanzar los casos en otras jurisdicciones, entendemos que será útil aplicar el concepto de burbujas regionales, permitiendo el normal desenvolvimiento de los actores económicos dentro de ellas, y controlando exhaustivamente todo aquello que provenga de afuera de las mismas".


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Rige el decreto por la segunda ola: los cambios en la región serán mínimos