Río de Janeiro ahora es Patrimonio del mundo

Fue declarada por la UNESCO junto a otros siete nuevos lugares. El comité del Patrimonio Mundial destacó “la dimensión de la ciudad como asentamiento urbano excepcional más que el patrimonio construido que ésta contiene”.





La turística Rio de Janeiro, bautizada como “ciudad maravillosa” por sus playas, su clima templado y la belleza de su paisaje tropical enclavado entre las montañas y el mar, fue declarada este domingo por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Sus famosos símbolos de tarjeta postal como el cerro del Pao de Açucar, el Cristo del Corcovado, la costanera de Copacabana o la deslumbrante vista de la Bahía de Guanabara son los argumentos con los que Brasil defendió la opción de estos “paisajes cariocas entre la montaña y el mar”, según una presentación del comité técnico de la candidatura de Rio ante la UNESCO.

En esa presentación, Rio es mostrada como una ciudad donde el paisaje urbano se funde con una naturaleza exuberante que da origen a “una cultura de calle” con grandes espacios abiertos, parques públicos, jardines y costaneras que son parte de la vida cotidiana de los cariocas.

Definida por el Pao de Açucar en un extremo y el Morro do Pico en otro, en la cercana Niteroi, la Bahía de Guanabara es la cuna de Rio de Janeiro, donde se encuentran los tradicionales barrios de Botafogo y Flamengo -con un extenso parque sobre la orilla del mar- así como el puerto y el centro de la ciudad.

Esta bahía es el primer punto a donde llegaron los exploradores portugueses el 1 de enero de 1502 cuando creían haber descubierto un río, y por ello la ciudad fue bautizada como Rio de Janeiro, que en portugués significa ‘río de enero’.

Desde lo alto de la bahía, con sus brazos abiertos, domina el paisaje la gran estatua del Cristo Redentor, otro de los íconos de esta ciudad que recibe cada año a miles y miles de turistas.

Otro de los hitos son la selva tropical de Tijuca, en medio de la ciudad, que alberga una rica biodiversidad con especies en peligro de extinción y que fue nombrada Reserva Mundial de la Biosfera. También los morros de la Piedra de Gavea y la Piedra Bonita así como el Jardín Botánico, creado en el año 1808.

Volcadas hacia el océano Atlántico, las playas de Copacabana -con su hermosa costanera de diseños geométricos en blanco y negro- y de Ipanema son otras clásicas postales de esta ciudad, que a mediados del siglo pasado vio nacer el ‘bossa nova’ de la mano de los músicos Vinicius de Moraes, Antonio Carlos Jobim y Joao Gilberto, entre muchos otros.

Destino turístico por excelencia, Rio también acoge el famoso carnaval que durante varios días en febrero transforma el sambódromo diseñado por el célebre arquitecto Oscar Niemeyer en una fiesta.

Agencia AFP

Nuestro patrimonio mundial (Fuente: UNESCO TV)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Río de Janeiro ahora es Patrimonio del mundo