Río Negro: el aumento de guardias no conformó a los médicos

Profesionales y técnicos volverán a manifestarse el jueves en los principales hospitales de la provincia. Hoy ATE y el Gobierno sellaron un convenio por la suba de guardias y horas extras.





El jueves volverán a protestar los médicos y profesionales de hospitales rionegrinos. Archivo

El jueves volverán a protestar los médicos y profesionales de hospitales rionegrinos. Archivo

El aumento del 22,5% en los valores de las guardias y horas extras para los trabajadores de los hospitales de Río Negro, no conformó al sector que reclama una recomposición total de los salarios acorde a la inflación y volverá a manifestarse el jueves.

Los profesionales y técnicos de los principales hospitales acordaron volver a las calles en disconformidad del aumento parcial y para pedir una mesa de diálogo directa con el sector, representado mediante asociaciones de cada ciudad.

Bariloche, Viedma y Roca son los portavoces del desacuerdo con el aumento que hoy anunció ATE y el Gobierno provincial.

Fuentes del sector indicaron a RÍO NEGRO que todas las entidades de profesionales y técnicos de los hospitales de la provincia están "indignadas" con el nuevo acuerdo que anunció ATE. La concentración en los principales hospitales será el jueves a las 12.

El mismo día el gremio UPCN realizará una medida de fuerza con protestas en todas las ciudades. Este sindicato no firmó el acuerdo con el Gobierno y plantea una pérdida del poder adquisitivo en relación ala creciente inflación.

Un referente de salud precisó que el malestar está en que "el colectivo reclama una recomposición homogénea porcentual de todas las categorías incluidas las guardias".

Los profesionales y técnicos entienden que con la suba de las guardias y horas extras, que conforman parte del sueldo, se está "desarmando el esquema salarial".

Ayer en Viedma, la Asociación de Técnicos y Profesionales de la capital, en representación de todos, entregó una nota al secretario general de la Gobernación, Daniel Sanguinetti, para pedir una mesa de diálogo y este pedido estuvo acompañado por 10.000 firmas que se reunieron en apoyo al reclamo del sector sanitario.

Años atrás los mismos profesionales lideraron un "paro de lapiceras caídas" para pedir mejoras salariales y en su momento el Gobierno les concedió un espacio al diálogo en el que se llegó al consenso y a una fórmula de recomposición que con el tiempo se perdió.

La mayor crítica de los profesionales de la salud está puesta en las sumas fijas que otorga el Gobierno porque se achata la pirámide salarial y el impacto en los sueldos de rango medio o alto es bajo. Ahora se suma el malestar con el anuncio de un amento solo en dos conceptos que componen los salarios, a pesar de que las guardias llegan a representar un 40% del sueldo en algunos trabajadores de la salud.


Comentarios


Río Negro: el aumento de guardias no conformó a los médicos