Río Negro sube asignaciones familiares a sus estatales

Lo acordó la gobernadora Carreras con ATE después de la protesta del viernes. Alcanzará a más de 20.000 estatales, entre administración central, docentes, policías y porteros. Se aplicará a partir de los haberes de junio.



La protesta de ATE del viernes generó la negociación con el gobierno. (Foto: Marcelo Ochoa)

La protesta de ATE del viernes generó la negociación con el gobierno. (Foto: Marcelo Ochoa)

Río Negro incrementará asignaciones familiares a los agentes públicos, con una suba del 50% y llevará el pago mensual por hijo de 1.000 a 1.500 pesos.

La modificación -que se aplicará a partir de junio y  beneficiará a unos 20.000 estatales- fue acordada entre la gobernadora Arabela Carreras y la conducción del gremio ATE después que esa organización cumplió el viernes una protesta  en organismos públicos, especialmente en los hospitales.

El impacto en las arcas públicas rondará los 10 millones por mes y sumará 70 millones para lo que queda del año.

El rango comprendido suma actualmente a 20.383 estatales, repartidos de la siguiente forma: 9.800 en la administración central, 6.078 docentes, 2.400 policías y 2.105 porteros.

Obviamente, ese desembolso no es nada significativo en el Estado aunque la novedad radica que el gobierno rionegrino avanza en una modificación salarial cuando  la pandemia mantiene suspendida toda revisión de ese  tipo. En los hechos, Trabajo paralizó las paritarias, a pesar de los pedidos de UnTER y de Sitrajur.

En cambio, el gobierno provincial utiliza el atajo de las  asignaciones para cumplir con algunos de los requerimientos del gremio de Rodofo Aguiar.  Incluso, fue un diálogo telefónico entre ese gremialista y la gobernadora donde se acordó esta medida.

No menos ciertos que los valores  están desactualizados. El último aumento se cumplió en agosto del 2018, pasando el pago mensual por hijo de 450 a 1.000 pesos.

Desde el 2006, Río Negro tiene su propia escala y un límite para su reconocimiento, que hoy llega 77.664 pesos. Es decir, empleados con haberes por encima de esa suma quedan excluidos de la liquidación de las asignaciones.

El viernes, ATE instrumentó una sentada de protesta en los lugares de trabajo. Obviamente, el aislamiento y el receso administrativo exigió una particular movida gremial. Este reclamo  recayó parte en Nación por la falta de pago del adicional de coronavirus para Salud (cuatro cuotas mensuales de 5.000 pesos).

Al gobierno provincial, el variado requirimiento comprendía subas en las asignaciones, ampliar a otros sectores partícipes el pago de 5.000 pesos efectuadosa los policias por el coronavirus, cancelar el complemento anual por indumentaria y, entre otros, la firma de los decretos de pase a planta de los contratados que rindieron el año pasado. También se pretendia una audiencia con el ministro de Salud, Fabián Zgaib por la “entrega de Elementos de Protección” para el personal en los hospitales.

Fuentes gubernamentales admitieron el aumento de asignaciones , pero no avanzaron ya que el anuncio se concretaría en las próximas horas.

En cambio, el titular de ATE, Rodrigo Vicente confirmó la suba del 50% para la totalidad de las asignaciones, valorando “el logro” ya que adquiere “mayor relevancia” cuando “algunos estados comienzan a desdoblar el pago de salarios, otros no garantizan los cronogramas en tiempo y forma, y existen despidos en la actividad privada”. Resaltó que “son tiempos difíciles. Este logro es, sin duda, el fruto de la pelea que venimos sembrando los estatales, como la protesta del viernes, con sentadas en todos los establecimientos de la administración pública, nos ha permitido obtener ésta rápida respuesta del Estado de Río Negro”.

El viejo objetivo de equiparar con Nación

Río Negro se apartó de la escala nacional en el 2006 al sancionar la ley 4.101. Antes,  en el 2002, otra norma legislativa -3585- ya estableció un tope para su percepción.

La actualización de los valores corresponde al Poder Ejecutivo y el deterioro se hizo más evidente con el proceso inflacionario. La diferencia con Nación es notable, pues el valor  rionegrino actual por hijo representa 1.000 pesos frente a  3.100 pesos.

Recientemente, el bloque del Frente de Todos -impulsado por los legisladores Marcelo Mango y Alejandro Marinao- recuperó un proyecto ley para “equiparar las asignaciones” abonadas por la provincia con “las nacionales”, como también, “incluye el reconocimiento a la asignación de cónyuge o conviviente o unión civil”, y “la asignación por maternidad”. La iniciativa replica la escala nacional pero, además, prevé que las actualizaciones se cumplirán con los valores fijados en el futuro por la ANSES.

Esa iniciativa todavía no tuvo debate en las comisiones y, tampoco, existe demasiada expectativa ya tuvo dos presentaciones iniciales -en el 2016 y 2018- pero el expediente caducó por falta de tratamiento.


Comentarios


Río Negro sube asignaciones familiares a sus estatales