RÍO SUELTO: ¿Messi? Sí, igual que Diego




#

Lionel Messi es un crack, qué duda cabe. Es quizás el mejor futbolista de este tiempo y, probablemente, de los tiempos por venir. Pero basta un partido para mirarlo de reojo y ponerlo a prueba.

Hace una semana, Messi jugó un muy flojo partido ante Chelsea, por la ida de semifinales de la Liga de Campeones. Guus Hiddink necesitó de tres jugadores para minimizar el fútbol de "Lio". Bosinwa, Malouda y Terry se ocuparon de él.

Entonces aparecieron las preguntas: ¿podrá este chico con todo lo que se le viene al Barcelona? "Todo lo que se le viene" era el Real Madrid, por Liga española, y otra vez Chelsea, por Liga europea, ahora en Stanford Bridge.

Ya conocemos una parte de la historia: jugando un partido espectacular, Messi hizo dos de los seis goles del Barça al Madrid. Mañana, en Londres, se sabrá la otra parte.

Pero haga lo que haga, Messi siempre parece estar bajo prueba, sobre todo en la selección argentina. ¿Por qué? Porque cuando se viste de celeste y blanco sobrevuela el fantasma de Diego Maradona. Y en Barcelona, no.

Tras el retiro del "10", el fútbol argentino se obsesionó con la aparición de su heredero. El problema es que ese jugador capaz de sucederlo vivirá a su sombra. Y ese jugador es hoy Messi. A cada genialidad suya siempre se la iguala a otra de Diego.

Messi vive un dilema del que le resultará ¿imposible? escapar. Cada conquista suya tendrá la imagen de Diego haciendo lo mismo. Su gran obra, aquel gol al Getafe, será igual que el segundo de Maradona a los ingleses. "¡Cómo enganchó Lio en el área! Me hace acordar a Maradona!"

Siempre será así. Nunca hará nada que eclipse a Maradona, pues el eclipse será al revés. Esto en Barcelona no le pasa, y no le pesa.

 

JUAN MOCCIARO

jmocciaro@rionegro.com.ar


Comentarios


RÍO SUELTO: ¿Messi? Sí, igual que Diego