Logo Rio Negro

Robaron $ 300.000 de un estudio jurídico y contable del Bajo





Matías Subat.

NEUQUÉN (AN).- Los investigadores sospechan que fueron cuatro los sujetos que el fin de semana robaron alrededor de 300.000 pesos de una propiedad donde funcionan estudios jurídicos y contables y una inmobiliaria, en el sector del Bajo de la ciudad. Sonó la alarma, pero la destruyeron a golpes. Tenían un acabado conocimiento del lugar y puntualmente de la existencia de altas sumas de dinero, aún cuando el monto preciso que se llevaron es motivo de investigación. Inicialmente se habló de 300.000 pesos, la policía informó que se trató de 150.000 pesos y Gustavo Paredes, uno de los damnificados, relativizó los montos. “No conocemos la cifra precisa, porque todavía se están haciendo las verificaciones”, señaló cuando con colaboradores estaba abocado a reordenar el gran desorden que dejaron los delincuentes. Los damnificados abandonaron el lugar la tarde del viernes y advirtieron el robo minutos después de las 8 de ayer, al llegar para iniciar la semana laboral. El viernes pasado no funcionaron los bancos, por la celebración del día del bancario, lo que motivó que los fondos de las operaciones de esa día no pudieron ser depositadas. “Es claro que buscaron especialmente dinero, porque revolvieron todo y no se llevaron otros elementos como computadoras, netbooks y otros elementos que tuvieron al alcance de la mano”, señaló Paredes. Admitió que de acuerdo a la forma en que actuaron los ladrones habían hecho un cuidado trabajo de inteligencia. La propiedad, una vivienda destinada a oficinas, está en Misiones 283. De acuerdo a las primeras estimaciones los ladrones saltaron el cierre que da a la vereda, se deslizaron por una pared lateral de baja altura y desde ese primer patio, por sobre el muro, con una barreta rompieron una ventana lateral e ingresaron al interior. “Primero cortaron el cable telefónico, por lo que la alarma no la recibimos en nuestros teléfonos y si bien se disparó y comenzó a sonar, con un hierro destruyeron el sistema de activación –un dispositivo ubicado detrás de la puerta de ingreso– y luego también rompieron el aparto que da a la calle”, relató Paredes. Hasta la tarde de ayer la investigación se manejaba con los resguardos propios de estos casos, pero se supo que se estaban analizando tanto las memorias de los sistemas de seguridad de los estudios –permitirían obtener horarios– como las cámaras que existen en otros comercios y edificios del sector. Respecto de por qué nadie respondió al sonido de la alarma se indicó que es posible que haya sido confundida con la de un auto. También lo asocian a que, según a la hora en que se disparó, pudo coincidir con momentos en que el sector registra un intenso ritmo de circulación de personas y vehículos.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Robaron $ 300.000 de un estudio jurídico y contable del Bajo