Rusia, una economía en crísis



Para la economía de Rusia, la caída del precio del petróleo y la crisis de Ucrania han desatado una tormenta perfecta. Como el petróleo y el gas representan el 75% de las exportaciones del país y más de la mitad de sus ingresos presupuestarios, su moneda se mueve al mismo ritmo que los mercados de petróleo.

El rublo, que ya se había devaluado por los riesgos geopolíticos, se desplomó cuando el derrumbe del petróleo se aceleró. Como resultado, los u$s 600.000 millones que los bancos y las empresas rusas deben a acreedores extranjeros es cada vez más pesada, una preocupación que es aún más grave porque las sanciones occidentales prohíben a la mayoría de los deudores refinanciar esa deuda con bancos estadounidenses o europeos.

Dada la dependencia de Rusia de las importaciones para casi todo, excepto las materias primas, la inflación se ha disparado a 9,4% y se espera que llegue a 10% a fin de año.

Financial Times


Comentarios


Rusia, una economía en crísis