Reviví la charla con Saborido sobre “Una historia del conurbano”, en Verano Planeta

El escritor y guionista se suma al ciclo “Verano Planeta 2021” hoy, a las 20, con una charla en la que hablará sobre su último libro de relatos. La entrevista se podrá ver en las plataformas digitales de RÍO NEGRO.

Pedro Saborido  publicó veinte relatos que pintan un territorio desde las vivencias de sus habitantes.

Pedro Saborido publicó veinte relatos que pintan un territorio desde las vivencias de sus habitantes.

Una maestra que trabaja en la guardería de una parroquia que dice haber inventado a Perón en una tarde de mates y facturas, una guía que organiza tours de “Estéticas del conurbano bonaerense” para turistas y un abogado que decidió abrir una carnicería con el objetivo de usar el nombre ingenioso que se le ocurrió, son solo algunos de los personajes con los que el escritor Pedro Saborido hace “Una historia del conurbano” en el libro que hoy, a las 20, presentará en el ciclo “Verano Planeta 2021” en una charla -moderada por Nino Ramella- que puede verse desde YouTube y Facebook del diario RÍO NEGRO.

Se trata de veinte relatos que pintan un territorio desde las vivencias de sus habitantes, sin uniformidades, ni generalizaciones sino con la certeza de que se trata de un espacio de múltiples identidades porque, como dice su autor en el prólogo, “si la Argentina tiene todos los climas, el conurbano tiene todas las Argentinas. Y todos los continentes”. Él, “apenas”, escribió sobre el suyo.

Integrante de una dupla de humor político que, junto a Omar Quiroga, a fines de los 80 se podía escuchar en Radio Mitre o FM 100 y luego se trasladó al formato televisivo para trabajar los guiones de Tato Bores, Saborido conforma desde 2006 otra dupla con Diego Capusotto, con quien creó el programa “Peter Capusotto y sus videos”, un universo de personajes que desbordó la tele y desembarcó en la radio, la industria editorial, el teatro y el cine.

El autor de “Una historia del conurbano” pasó sus primeros años en Gerli, la zona sur del Gran Buenos Aires, y se recibió de técnico electrónico en el Palaá de Avellaneda, la segunda ciudad en la que vivió y en la que estudió cine. Hoy vive en al Ciudad Autónoma de Buenos Aires y asegura que tiene “una relación de afecto” con el conurbano y mantiene una mirada “no tan distinta” a la que tenía cuando lo habitaba.

“Quizás hoy al vivir en Capital puedo tener otra mirada porque me doy cuenta de las diferencias pero las sigo viendo y me siguen pareciendo novedades. Hay cosas que siguen siendo iguales y otras que ya no, entonces uno conecta con algunas y con otras te das cuenta que ha pasado el tiempo. Mi relación es de afecto y no noto mucha diferencia entre los distintos conurbanos”, explica en diálogo con Télam.


La entrevista puede verse hoy en YouTube y Facebook de RÍO NEGRO, también desde la web del diario


Saborido dice que igual sabe que estas diferencias están y advierte por ejemplo que hay zonas que tienen sus particularidades: “Quilmes y la costa, el Oeste”, pero señala que “hay lugares que son exactamente lo mismo”.

“Te puedo soltar en cualquier esquina de determinado lugar y no sabés si estás en San Martín, Avellaneda o Gerli. Eso también pasa en algunos lugares de la Capital, sobre todo en los más lindantes como Lugano, algunas partes de Saavedra y los fondos de Urquiza ya pegados a la General Paz, o alguna parte de Liniers”, se entusiasma y describe vía audios de WhatsApp.

No hay un ser típico del conurbano. Un homo conurbanus. Sus identidades son múltiples y horizontales. Son sociales y culturales. Solo los une la geografía”, dice uno de los personajes de esta obra editada por Planeta en la que su autor les agradece a Mex Urtizberea, Coco Silly, Hugo Lamadrid y Edgardo Esteban, entre muchos otros, porque “sabiéndolo o no, colaboraron con este libro”.

P- Escribiste sobre fútbol y peronismo. ¿Cómo fue la decisión de seguir con el conurbano?

R- Más que decisión, fue una evidencia. Yo venía teniendo momentitos, en muchas charlas con Daniel Santoro y Miguel Rep, en los que me ponía a hablar del conurbano, de alguna característica. A partir de ahí apareció la idea de hacer algo con el conurbano. Sin embargo siempre hay dos decisiones: una primera que sería asomarse a la idea, ver, escribir un poco y el momento de decir “sí, acá ya hay un material”. Tener escrito o bocetado un tercio del libro o algo así es un inicio pero saber que hay algo ahí por lo que vas navegando y va funcionando es otro momento. Son varias decisiones: primero la idea del libro y después ver si hay algo para que haya un libro.

P- Cada cuento tiene distintos pliegues: cita, introducción, historia y un texto de análisis. ¿Cómo se armó ese formato desde la parodia?

R- Es un formato que tiene que ver con algo más de espectáculo o de medio electrónico, más radial o televisivo. Hay una introducción, alguien que presenta algo y después se analiza. Y en ese análisis, en esa parodia de análisis van un montón de cosas que no entraron en el cuento pero que me gusta exponer o decir. Son las que hablo con mi familia, con amigos, con colegas. Es una vena ensayística que no está tomada del todo en serio pero que contiene algo, son como conversaciones con otro. Entonces queda un ritmo, donde no está nada más que el cuento con la nota sino que hay diferentes partes. Lo asocio a mi formación televisiva: eso de tener alguien que introduce, un separador.

No hay un solo conurbano, como no hay un solo peronismo y en eso hay una identificación”

Pedro Saborido

P- Hay un acento en las distintas versiones que contiene el conurbano. ¿Con qué otras representaciones (cinematográficas, literarias, televisivas) te interesó dialogar?

R- Hay escritores como (Juan Diego) Incardona, que sitúa muy bellamente el conurbano, y alguna que otra película que trabaja o se mete en ese clima, pero siento que esas distintas vistas del conurbano tienen más que ver con una discusión de identidades que se da con toda esa gente a la que le agradezco al final. Ahí aparece esta idea de los miles de conurbanos, no tanto desde quienes lo cuentan sino desde quienes lo habitan y qué representaciones ven de su propio conurbano y ahí es donde dialogan los distintos conurbanos y las distintas aspiraciones de quienes viven en el conurbano.

P- El peronismo aparece en varios cuentos. Los dos suponen varias identidades. No hay un peronismo, ni un solo conurbano. ¿Cómo te interesó trabajar esa multiplicidad de identidades? Pienso en lo que planteás de “control de calidades conurbanas” o esa definición de “persona típica del conurbano”.

R- Esa es una de las ideas que atraviesa el libro: que no hay un solo conurbano, como no hay un solo peronismo y en eso hay una identificación. El peronismo, como el rock o la música, tiene géneros y el conurbano también. ¿Alguien podría decir “esto es más conurbano que lo otro”? No creo porque sería darle una cualidad a la palabra conurbano cuando en realidad está definiendo un territorio. Sin embargo ahí es donde se carga la palabra conurbano y qué representa: para algunos es calle de tierra, zanja y gallinas, para otros es semi rural, para otros será un arroyo pestilente pero también hay barrios residenciales, edificios, centros comerciales, universidades. Toda esa amplitud es el conurbano.

P- En relación a la pandemia y los comportamientos sociales, ¿no creés que abundaron las estigmatizaciones en relación a qué podía pasar en el conurbano al comienzo de la cuarentena o con las compras navideñas?

murió (Diego Armando) Maradona y me di cuenta cuánto conurbano sintetiza, cómo sintetiza a todos los conurbanos, el más poderoso y el más pobre o a casi todos porque nunca dejaba de ser el pibe de Villa Fiorito"

Pedro Saborido

R- Son imágenes que también podés ver en Once, en la Capital o en cualquier lugar del país, sin embargo se las busca ahí. Se suponen cosas y puede haber cuidados o no como en cualquier otro lugar. Hubo como una contra estigmatización del principio, un depósito en el desastre del conurbano, como que todo puede ser peor ahí. Se lo relaciona con el amontonamiento, la insalubridad y todas las cargas ya preexistentes sobre cualidades y defectos del conurbano.

P- ¿Estás pensando en un próximo libro de esta serie/colección “Una historia de…”? ¿Tal vez Maradona?

R- En un momento había una idea de armar un cuento con los famosos de cada partido del conurbano pero no llegó a terminarse, no quedó incluido. Después murió (Diego Armando) Maradona y me di cuenta cuánto conurbano sintetiza, cómo sintetiza a todos los conurbanos, el más poderoso y el más pobre o a casi todos porque nunca dejaba de ser el pibe de Villa Fiorito.

Agencia Télam


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


Reviví la charla con Saborido sobre “Una historia del conurbano”, en Verano Planeta