Salinas, el músico que nunca se fue

"Muchas cosas" que confirmaron la calidad del guitarrista en Neuquén.

#

Luis Salinas crea climas mágicos en el escenario con su música.

En esta ocasión llegó para presentar su nuevo disco doble "Muchas cosas", y estrenando la distinción y homenaje que le hizo el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como "Personaje Destacado de la Cultura".

Estuvo acompañado por los músicos Javier Lozano (teclado y sintetizador), los uruguayos Martín Ibarburu (batería) y Urbano Moraes (bajo) y Pocho Porteño (percusión), con los que previamente realizó cinco Ateneos.

En este nuevo trabajo, el talentoso guitarrista y compositor sintetiza su amor por el funk, el jazz, la salsa, el blues y los sonidos rioplatenses.

Con un padre que alentó su destreza con la guitarra desde muy temprana edad, sus influencias atraviesan casi todos los géneros musicales, pero igualmente en cada acorde no puede evitar su infancia al sur de Buenos Aires, el bolero, el tango y el folclore.

"Muchas cosas" reúne una gran cantidad de temas de Salinas junto con piezas de otros autores entre los que se destacan dos boleros, "Tú me haces falta", de Feliciano y "Lamentablemente" de Chico Novarro.

En escena es verdaderamente llamativo, mientras arenga a la gente para que acompañe con palmas, lo imagino como un "gran colectivero generoso" y dueño de la noche, que prepara el escenario y los climas para llevar a pasear con sus canciones a todo el público, y que no duda en desviarse del recorrido, si es para hacer feliz a alguien más, con sus improvisados sonidos.

De esta manera se relaciona con todos, juega y se brinda por entero a cada integrante de la banda. Lentamente se introduce en "Fa Do", de Lozano y luego entre tema y tema va cambiando las guitarras y entona hasta desconocerlo y admirarlo, como en "Funky blues".

Luis Salinas es como un pequeño con su primera guitarra, ese disfrute que lo suaviza, te contagia de sentimiento y convicción. A la hora, un breve intervalo da paso a la esperada segunda parte y final del concierto.

Cuántos sonidos y cuántas increíbles guitarras han pasado este año por este escenario.

No queda otra que agradecer cuando estas manifestaciones suceden, y cuando todo termine, la discusión seguirá siendo si Salinas en vez de llegar con un pan bajo el brazo, traía una guitarra.

 

MARTIN VALBUENA

 


Comentarios


Salinas, el músico que nunca se fue