San Antonio aguarda que el Estado cumpla y retome el saneamiento del plomo

Se cumplirán dos años desde que la Justicia obligó al Estado municipal, provincial y nacional a resolver la contaminación de una de las manzanas de la ciudad. Además, analizan el pedido de retomar la remediación integral de las tres pilas de tóxicos, que hace décadas dejó una ex empresa fundidora en el ingreso al éjido. Los chicos son los más afectados

Casi dos años después de que la Justicia le ordenara al Estado que retomara la remediación de las pilas de plomo acopiadas en el acceso a la localidad las obras siguen sin ejecutarse. Y esa contaminación causa estragos en la población infantil.  Porque los metales pesados se difunden junto al polvo en suspensión, y, aunque todos aspiran su toxicidad, los más chicos los metabolizan como si fueran calcio, fijándolos a sus huesos. Esto provoca bajo coeficiente intelectual, dolencias en los riñones y en la médula ósea.  

Pese a este dato, las partes no se ponen de acuerdo para cumplir lo ordenado. Es que este saneamiento se coordinó, de manera conjunta, entre el Municipio, la Provincia y la Nación. A través de un préstamo que oportunamente otorgó el Banco Interamericano de Desarrollo (Bid). La firma que inició la remediación, en 2017, fue Taym. Pero, en 2018, abandonó la obra, alegando que el proyecto en el que basó su cálculo (que efectuó la consultora URS Corporation) estaba mal hecho, porque se encontró con una cantidad de contaminantes mayor.  

Hoy, tras la decisión judicial, tendría que estar finalizado el saneamiento de las calles y veredas de la manzana donde funcionó la fundición de la ex empresa Geotécnica.  Ésa es la fundidora qué, hace décadas, dejó la ciudad sin ocuparse de los tóxicos que dejaba atrás.   

Retomar la remediación de esa manzana es lo que pidió inicialmente la Justicia. Qué, además, está analizando el reclamo de fondo, que apunta a mitigar por completo el daño, finalizando la totalidad de los trabajos iniciados en San Antonio.  

Hasta el momento, sólo hubo reuniones entre las partes involucradas (las áreas de ambiente y minería de Nación y Provincia, en conjunto con la municipalidad) para definir el proyecto para esa manzana puntual. Pero, pese al tiempo transcurrido, no existen avances. Y se diluye el abordaje del tema de fondo, que es cómo se continuará con el saneamiento integral.  

Esa preocupación fue puesta de manifiesto días atrás por la multisectorial de vecinos que se conformó hace años para realizar el seguimiento del tema. A través de una conferencia de prensa, dejaron en claro que, aunque lo prioritario es la salud de la población, se dilata cada vez más la concreción de lo dispuesto por la Justicia.  

Otro de los cuestionamientos es qué, además, en el marco de los encuentros que el Estado mantiene para definir el tema, se están modificando puntos que afectarán a la resolución de fondo. Por caso, se derogó un acuerdo marco firmado en 2016 que comprometía a Nación a remediar la totalidad de los sitios impactados.   

Un acuerdo reciente, rubricado para posibilitar las tareas en la zona de la ex fundición, desechó ese encuadre, dando por tierra con el compromiso de que la remediación se realice en su totalidad. Por eso, piden que se deje sin efecto cualquier acción que perjudique a los vecinos

“Buscan silenciarnos”  

La multisectorial de vecinos denunció que la secretaría de minería de Nación busca que no se difundan las acciones que se van articulando en el marco del amparo que obliga al Estado nacional, provincial y municipal a retomar, en lo inmediato, la remediación parcial del saneamiento del plomo, mientras se resuelve el pedido de apurar la remediación total.   

“El abogado que representa a la Secretaría de Minería de la Nación en el amparo que se tramita ante el Juzgado Federal de Viedma, le solicitó al Juez que, como multisectorial, nos abstengamos de publicar información en las redes sociales y/o plataformas o sitios web” alertaron desde el grupo.  

El pedido fue desestimado por la Justicia por improcedente, al considerar que estar al tanto de las actuaciones del amparo ambiental es un derecho de los vecinos, que iniciaron ese reclamo en resguardo de su salud.  

Sin embargo, la acción causó la inquietud de la multisectorial. “El que está dispuesto a obrar como corresponde no quiere que sus actos se silencien. Por eso nos preocupa que Minería de Nación haya querido impedir que se hagan públicas sus acciones” resaltaron.  

Quieren saber qué pasó con el nuevo aporte del Bid  

La multisectorial de vecinos que realiza el seguimiento del saneamiento del plomo quiere que se clarifique lo que ocurrió con los fondos no reembolsables que el Banco Interamericano de Desarrollo (Bid) otorgaría, a modo de cooperación técnica, para realizar el proyecto ejecutivo para la llamada “fase 2” de la remediación.  

Esa iniciativa incluiría el saneamiento de las pilas y de los suelos contaminados de las zonas conocidas como “el autódromo” y “la estanciera”.  

Se trata de un desembolso de 250.000 dólares que el Bid ofreció para el diagnóstico integral de las áreas contaminadas, a los que sumó la propuesta de apoyo técnico para realizar el proyecto de saneamiento ambiental.  

Fue ofertado a fines de 2019. Pero, desde entonces, ni el Estado municipal ni el provincial volvieron a referirse a esos fondos, a los que tampoco aludió el municipio.  

“Nadie habla de esto, y es necesario saber qué pasó con ese dinero del Bid” expresaron desde la multisectorial. 

Un corto para generar consciencia 

“Historia con viento” es un conmovedor cortometraje realizado por miembros de la multisectorial de vecinos, que pudieron financiar su creación con fondos obtenidos tras ganar, en 2020, el segundo puesto del premio "Adriana Shiffrin'“, que otorga la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN). 

El audiovisual habla de Agostina, una pequeña de la localidad que, como tantos chicos que en su momento formaron parte de un muestreo que realizó la cartera de salud de la Nación, arrojó, en su examen de sangre, niveles de plomo mayores a los admitidos por la Organización Mundial de la Salud.  

Esos datos volvieron a resultar adversos cuando, tiempo atrás, la cartera provincial reiteró el relevamiento, incorporando nuevos casos testigo y chequeando a aquellos que habían formado parte del primer testeo. 

El corto es un relato de ficción, que utiliza recursos artísticos para echar luz sobre la situación que siguen atravesando esos niños de la zona.  Y que puede afectar al resto de la población infantil, que sigue expuesta a la contaminación, que se difunde junto al polvo en suspensión. Por eso, “los días de viento” son particularmente grises para la nena del relato. 

La filmación se realizó en base a ilustraciones de Claudia Zalazar, contó con la edición de Luisina ‘Lala’ Graffigna y fue musicalizada por Eduardo Yturrioz.


Comentarios


San Antonio aguarda que el Estado cumpla y retome el saneamiento del plomo