Sapag pedirá 3 millones para productores



NEUQUÉN (AN).- En el encuentro que mantendrá hoy con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobernador Jorge Sapag le pedirá algún tipo de “compensación” para distribuir entre los productores nequinos.

La suma podría atender las pérdidas que debe sobrellevar el sector, ya que hay fruta que maduró de más como para poder exportarse por el reciente conflicto salarial.

Así lo informó el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, quien sostuvo que también la provincia pedirá a Nación el pago de los fondos que nunca llegaron tras la declaración de la emergencia dictaminada por Neuquén en 2007.

Se trata de 3 millones de pesos, para la compra de forraje, cobertizos y perforaciones.

Esos fondos podría también redistribuirse entre productores de diferentes rubros.

El reclamo tiene como precedente la reunión que mantuvo el gobernador anteayer con las cámaras de productores frutícolas, quienes hicieron un reclamo al gobierno para lograr la disposición de una compensación de las pérdidas que, dijeron, provocaron las medidas de fuerza adoptadas por el Sindicato de la Fruta de Río Negro y Neuquén.

El planteo tendría como argumento que en el conflicto actuó como mediador, en el contexto de una conciliación obligatoria no acatada por el sindicato, el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Se trata de la Cámara de Productores de Añelo, la de Productores Agropecuarios de San Patricio del Chañar, la de Productores Agermiados de Centenario y Vista Alegre; y las del Limay y Plottier y Senillosa.

En el encuentro de lunes, el gobierno y los productores acordaron comenzar a trabajar en conjunto: los empresarios y técnicos del Ministerio de Desarrollo Territorial determinarán con precisión el monto de los daños ocasionados por la producción de pera y manzana que no pudo comercializarse por el conflicto que paralizó los galpones de empaque.

“Al margen de esta compensación, lo concreto es que tampoco hemos recibido los fondos por la sequía del año pasado”, afirmó Bertoya. El ministro expresó que en principio para Neuquén no quedarían habilitados los beneficios impositivos anunciados para productores donde la sequía provocó daños en la cosecha, como en el norte del país.

“Es para provincias que no hayan lanzado una emergencia hídrica”, comentó. No es el caso de Neuquén, dijo Bertoya, que cuenta con un decreto que declaró el año pasado a la provincia en estado de emergencia por la escasez de agua. A diferencia de otros años, todavía la falta de agua no se hizo sentir en los cultivos y la producción de ganado dentro de la provincia. “Todavía no hemos entrado en emergencia por sequía”, indicó Bertoya, que de todos modos dijo que “estamos ponderando cuál es la situación día a día”.


Comentarios


Sapag pedirá 3 millones para productores