“Se desbarató teoría del complot K”

El “arrepentido” Pontaquarto destacó el alegato del fiscal, admitió que fue “un corrupto” y confía en una condena a todos los acusados.

BUENOS AIRES (DyN).- El alegato de la Fiscalía “desbarató” en el juicio por los presuntos sobornos en el Senado “la teoría disparatada” respecto de que el escándalo fue “un complot” generado “por Néstor Kirchner a partir de su asunción” como Presidente en 2003, afirmó ayer el enjuiciado exsecretario parlamentario y “arrepentido” Mario Pontaquarto. Además, opinó que “no hay una cosa más irracional que ese pensamiento” acerca de que todo sería un montaje urdido por el kirchnerismo para desprestigiar a un sector del peronismo y a la UCR. “¿Para qué hacía falta desprestigiar al gobierno de (Fernando) De la Rúa, que tuvo que renunciar a la Presidencia?”, inquirió el ex ‘hombre fuerte’ de la parte administrativa del Senado y del bloque del radicalismo en la Cámara Alta, en una entrevista con radio Del Plata. La hipótesis de que el kirchnerismo estaría detrás del escándalo fue fogoneada por los acusados y señala que Pontaquarto supuestamente “confesó” en una entrevista en 2004 a la revista TXT a cambio de 18.000 dólares. “Yo fui un corrupto”, reiteró Pontaquarto, por supuestamente haber retirado 5 millones de pesos/dólares de la SIDE en 2000 y entregarlas a senadores radicales a cambio de que aprobaran la ley de reforma laboral, y a quien entonces era su jefe, el senador radical José Genoud, ya fallecido. Pero rescató que “hace 10” años que intenta “cambiar” su vida, confesó que está trabajando “para una corporación española que ha confiado” en él, y se jactó de que su supuesta ‘confesión’ ha sido “el logro más importante” del que se puede “sentir orgulloso en todo este tiempo”. “Estoy tranquilo, hice todo lo que tenía que hacer; ahora la responsabilidad es de la Justicia que tiene que definir definitivamente” su sentencia sobre el escándalo que, en 2000, provocó la renuncia del entonces vicepresidente Carlos “Chacho” Álvarez. Ayer la fiscal del juicio, Sabrina Namer, pidió seis años de prisión para De la Rúa por considerar que ordenó el pago de sobornos a senadores peronistas para que, en abril de 2000, aprobaran la ley de reforma laboral. Requirió la misma condena para el extitular de la ex-SIDE Fernando de Santibañes y los exsenadores del PJ Augusto Alasino, Alberto Tell y Remo Costanzo. Para Pontaquarto solicitó un año y medio de cárcel, además de las absoluciones del exministro de Trabajo Alberto Flamarique y del exsenador Ricardo Branda.


Comentarios


“Se desbarató teoría del complot K”