Se preparó con videojuegos



OSLO (AFP) - El ultraderechista Anders Behring Breivik reveló que quería matar a muchas más personas que las 77 asesinadas en Noruega el año pasado, matanza por la que está siendo juzgado y para los que se habría preparado con videojuegos. La camioneta repleta de explosivos que estacionó el 22 de julio de 2011 frente a la torre que alberga la sede del primer ministro laborista Jens Stoltenberg, apuntaba a “todo el gobierno”. La explosión dejó ocho víctimas entre empleados y transeúntes. Al oír en la radio que la torre no se derrumbó, Breivik se dirigió hacia Utoya, donde disparó a mansalva y durante más de una hora contra una multitud de la Juventud Socialdemócrata.


Comentarios


Se preparó con videojuegos