Se sumó un problema



luis leiva luisleiva@rionegro.com.ar

OPINIóN

El mismo procedimiento que a principios de febrero dejó al descubierto la ilegalidad y la marginalidad en la cual vivían 15 inmigrantes indocumentados, terminó generando otro problema ambiental, con más de una tonelada de alimentos en mal estado que fue retirado del local chino ubicado en la zona céntrica de Roca. Hubiera sido más provechoso que la Justicia Federal intervenga no sólo en lo que atañe a la cuestión penal, sino también en lo referido a lo ambiental. Una simple llamada, y teniendo en cuenta los avances de la causa, hubiera permitido que esa comida (que estaba en perfecto estado al momento de la clausura) se aprovechara en aquellos hogares de escasos recursos donde las carencias se multiplican a la hora de sentarse a la mesa. Se solucionó el problema de los inmigrantes, es verdad, pero se terminó generando otro serio inconveniente que afectó a varios vecinos, que durante días tuvieron que soportar olores nauseabundos.


Comentarios


Se sumó un problema